Páginas

01 junio, 2012

Vuelve a Telde el olor a corrupción

Mari Carmen Castellano, alcaldesa de Telde.
Mari Carmen Castellano,
alcaldesa de Telde.
Vuelve a apoderarse del Ayuntamiento de Telde el mal olor. El olor nauseabundo a corruptela rancia, olor a sudor acumulado en prendas que no se lavan desde 2007. Ropa sucia que los nuevos gobernantes de la ciudad tratan de airear sin que se les note, pero les delata el pútrido pestazo.

El pleno teldense de este último viernes ha sido un nuevo ejemplo de democracia defectuosa, de tapadera de la corrupción de aquel cuatrienio negro protagonizado por algunos de los que ahora han vuelto al poder con dedicación plena o con dedicación del 90%, porque uno de los acuerdos más pintorescos de los adoptados en esa sesión fue, miren ustedes qué cosas, admitirle al vicealcalde, Guillermo Reyes, una reducción del 10% de jornada con igual porcentaje salarial. Dice su hermano Carmelo que para dedicarse a la pintura, su actividad favorita tras la política (por llamar de un modo académico a lo que hace).

Pero anécdotas atrofiadas aparte, el Ayuntamiento de Telde volvió a colocarse este viernes bajo sospecha al negarse sus dirigentes a contestar unas sencillas preguntas formuladas en el pleno: ¿se están pagando facturas camufladas bajo el extravagante método del silencio administrativo positivo? Y segunda pregunta, ¿se ha colado en la relación de facturas pendientes de pago la sabrosa deuda contraída con el empresario Ambrosio Jiménez? La respuesta a las preguntas fue el silencio más estrepitoso. Pero veamos por qué, que hace tiempo que todo en Telde tiene una explicación, y pocas veces pacífica.

El Ayuntamiento de Telde, como todos los de España, se ha acogido al plan de ajustes ordenado por el Gobierno de Mariano Rajoy con el muy plausible propósito de agilizar el pago a proveedores, mayormente pequeñas y medianas empresas acogotadas por los impagos de las administraciones locales. En su envío al Ministerio de Hacienda, el Ayuntamiento que preside Mari Carmen Castellano (PP) hizo constar un listado de facturas que en total sumaban 35 millones. Esa relación de facturas fue reglamentariamente facilitada a la oposición, muy interesada en saber si entre ellas se pudo haber colado alguna referida a los pagos investigados por la justicia en el marco de la operación Faycan. Nada ha trascendido de momento en tal sentido.

Pero las sospechas se han disparado esta semana al conocerse la existencia de un segundo listado que eleva esa primera cuantía de deuda hasta los 65 millones. Un segundo listado que en esta ocasión no ha sido facilitado a la oposición, que empieza a temerse lo peor. Teniendo en cuenta que la alcaldesa y el interventor de la ciudad son dos de los principales encartados en la trama corrupta de Faycan, es absolutamente legítimo pensar mal. El propio interventor se ha dedicado estos días a restar importancia a cualquier irregularidad en el informe remitido al ministerio porque, como él dice, “total, eso es una mierda”.

13 millones a devolver a Horneras

La oposición municipal en Telde sospecha que en el lote de pagos a proveedores el grupo de gobierno ha incluido los 13 millones de euros que el Ayuntamiento debe el promotor tejedense Ambrosio Jiménez (Horneras, S.A.) por una obscena sucesión de irregularidades precisamente cometidas por los mismos mandamases de ahora cuando saquearon la ciudad en el periodo 2003-2007.

La historia es tan burda como alambicada: A finales de 2003, la corporación presidida por Aureliano Francisco Santiago Castellano dio vía libre a un proyecto de urbanización en La Mareta mediante un plan parcial promovido por la empresa Urbagest, que ganó un concurso de adjudicación. Con la llegada del PP y Ciuca al poder, en el verano de ese mismo año, esos lumbreras ordenaron paralizar ese proyecto y enviarlo a los tribunales proclamando a los cuatro vientos que aquello olía a pucherazo. Pero la justicia les desbarató el escándalo y declaró legal todo lo hecho por Paco Santiago antes de que llegaran los vándalos.

Sin embargo, Guillermo Reyes, en el interregno, había vendido a Horneras una parte de esos terrenos por 10 millones de euros, y dado que la justicia ha ordenado retornar a los comienzos de la operación, es decir reintegrar sus derechos a Urbagest, ahora el Ayuntamiento tiene que devolver sus 10 millones a Jiménez con los correspondientes intereses y el lucro cesante. En total, 13 millones de euros. Una alegría para una ciudad que ya habían arruinado y ahora vuelven a arruinar de nuevo. Bárbaro.

Si se confirmaran las fundadas sospechas de que esos 13 millones de devolución a Horneras están en el listado de facturas a pagar acogiéndose al plan de ajustes, el Ayuntamiento de Telde se estaría metiendo en un auténtico berenjenal legal. En primer lugar porque el Real Decreto que regula esos pagos a proveedores es tajante a la hora de dejar fuera deudas sujetas a resoluciones judiciales.

Pero la cosa se complica al existir un convenio aprobado por el pleno municipal para regular una fórmula de pago a Horneras de esos 13 millones. Ese acuerdo plenario está en vigor y fija unos plazos y la aceptación de intereses, y nada lo puede sustituir si antes no se produce un acuerdo plenario en sentido contrario.

Claro que, si los cálculos no nos fallan, el convenio está anulado sin querer. Nos explicamos: la justicia ha anulado el pleno celebrado a tal fin por haber sido convocado de modo ilegal, es decir, con menos de 48 horas de antelación, lo que provocó que la oposición no se constituyera en el salón de plenos. Tal situación no fue obstáculo para que el grupo de gobierno celebrara la cesión encantados todos sus concejales de conocerse y de actuar de este modo tan sandunguero.

Las preguntas siguen sin respuestas. Las formuladas este viernes al director de gobierno de Hacienda por el portavoz de PSOE, José Alcaraz, no las obtuvieron. Alcaraz las lanzó al aire y sólo obtuvo silencio. Es verdad que el grupo de gobierno tiene ahora cinco días para contestar por escrito, pero mucho nos tememos que tampoco lo hará en una nueva demostración de la habilidad que tiene para ciscarse en los saludables hábitos democráticos.

En concreto, el socialista quería saber cómo es posible que se haya pasado de repente de 35 a 65 millones de euros en facturas impagadas, y de ellas, cuántas han sido admitidas como buenas en aplicación del silencio administrativo positivo, es decir, mediante el poco fiable procedimiento de darlas por buenas una vez transcurridos quince días desde su presentación sin que haya mediado una respuesta de reparo por parte del órgano municipal competente.

Nosotros, además, queremos saber si en esos 65 millones se han incluido o no los 13 que el Ayuntamiento debe a Horneras por culpa de este chapucero grupo de gobierno. Y una pregunta de propina: ¿cuándo romperá con la corrupción Coalición Canaria?

9 comentarios:

  1. D. Carlos uds. que ya ha visto volar: burros, bueyes y ristras de chorizos, no debe asombrarse. Esto que nos comenta es un suma y sigue del Faycan con cierto "pulimento" por experiencia ya adquirida. Lo del silencio administrativo positivo en este Decreto del Montoro echado al monte, es ciertamente llamativo, y me explico:
    Sabedores ya de lo acontecido en 2003/2007, y que presupongo que es "operatividad" generalizada a ámbito nacional por el podrido partido, las medidas tomadas por el "viudo" es dejar olvidadass en algún cajón, como en otroras épocas algunas facturillas, como las que han aparecido, y, que han supuesto la friolera de 30.000.000 más de "Deuda". Pero eso es solo la punta del iceberg de la corruptela y nula visibilidad de la administración municipal. No hay empresa que pueda afrontar la demora en los pagos de esa casa de los líos, y para ello, se cumple de forma "escrupúlosa" las convocatorias que terminan desierta, y aqui, es donde entra la novedad: se negocia directamente y siempre aparecen o bien empresas rádicadas en la capital de España o de las insulares dos llaman sobradamente la atención, la primera de servicios y la segunda de seguridad. Ambas copan todo lo que se "despacha" en la cueva de Alí Babá. Pero por ello la Sra. durante estos años sábaticos se ha dedicado a coger peso, para que sus espaldas aguanten todo lo que venga, y, si a eso unimos la "displicencia de la justicia que parece quiere hibernar el faycan con el consiguiente cabreo del Fiscal, la cosa pinta del color azul pitufo con el que ya intentan pintar a Bankia.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen post Carlos, lo mejor la última pregunta que lanzas al aire como el Sr. Alcaraz, quizá a la espera de no encontrar nunca la respuesta. Telde, ¡reacciona!

    ResponderEliminar
  3. Estamos ante los más despiadados modos antidemocráticos conocidos por parte de una corporación que se supone debe representar al pueblo para el cual gobierna, y un día sí y otro también aparecen con prácticas que cuando menos nos desconciertan, y a otros, los dejan en las mas autentica indefención, por ejemplo:algunos colectivos de trabajadores que han quedado desprotegidos como los de la empresa de recaudación que durante muchos años prestó servicios al ayuntamiento, el proceso que hay de privatización de las escuelas infantíles municipales que no se sabe en qué situación va a quedar sus trabajadores y los niños algunos de ellos sin otro lugar posible para poder comer, y así los que vemos en la plaza manifestandose para poder cobrar los servicios que presta al ayuntamiento...

    ResponderEliminar
  4. Vaya coincidencia con el nombre del sueter

    ResponderEliminar
  5. Como no se celebre pronto los juicios del Faycal y Doramas, telde se va a quedar como un páramo

    ResponderEliminar
  6. Desde aquí denuncio que a fecha de hoy se siguen cometiendo acciones corruptivas. Pero no sólo las cometen los altos cargos, no señor. Aquí está todo el mundo implicado y todos , absolutamente todos los que trabajan en dicho ayuntamiento se tapan de unos a otros. y el que llega de afuera contratado "accidentalmente" lo echan por supuesto.

    ResponderEliminar
  7. María Pérez Martel,3 de junio de 2012, 17:11

    Mientras en los juzgados, se intenta `por todos los medios tapar y ocultar tanto ilícito penal, es increíble que piensen que somos tontos,y que encima llevandosé el dinero por tocar cosas que ni debieran.Muchas personas y personalidades saben las verdades que se destapen, ya y asuma cada cual su culpa , porque no esta el horno ahora mismo para bollos.Que pasa con la justicia, tanta inhibición y tanta irresponsabilidad.Por favor si alguien profesional quiere que publique lo que hay en los partidos judiciales de Telde , la documentación esta a su disposición , no permitamos más injusticias de políticos y de la propia justicia.Gracias.

    ResponderEliminar
  8. ¿Cómo era el slogan de Pablito el de CC en la campaña? ¿Aire nuevo? ¿Aire fresco? ¿De aquí me marcho a Buenos Aires? Qué pena, no lo recuerdo bien.
    Este chavalote que presume de tener más "amigos" en facebook que el mismísimo Richard Gere, nos ha salido todo un "felómeno", así como la srta. Migdalia y el presi de CC en Telde (enjuagador de todo lo enjuagable) Se ve que éstos en Telde respetan mucho la figura del sr. Bañolas y de don Jorge.
    Si es que CC en Gran Canaria está que se sale, les auguro un gran futuro; asambleas de una docena de miembros (y uno a puerta).
    Adivina adivinanza, ¿en qué partido militará don Pablo Aires Limeños poco antes de las siguentes elecciones municipales, en el PP o en el Partido Popular? Tic tac tic tac tic tac (pregunta pa nota)

    ResponderEliminar
  9. Buenas tardes Carlos,porque no puedo hacer comentarios en canrias ahora? gracias y buén dia.

    ResponderEliminar