Páginas

14 junio, 2012

Pedir a un consejero que delinca



José Miguel Pérez.
José Miguel Pérez.
Cuando un sindicato se equivoca hay que decir que un sindicato se equivoca. Y parece claro que el Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Canarias (STEC-IC) se ha equivocado de parte a parte en su repentino enfrentamiento con la Consejería de Educación. Hasta mucho ha durado el inesperado idilio entre la principal fuerza sindical en el sector y el departamento que dirige José Miguel Pérez, y quizás en esa calma chicha haya que encontrar los motivos de esta abrupta apertura de hostilidades. Hay sindicalistas y asesores de sindicalistas que consideran que el estado natural de un sindicato debe ser la confrontación, la protesta, que corra el aire entre ellos y los representantes políticos.

Y el STEC debe haber sufrido alguna convulsión interna que le ha conducido a buscar alguna excusa con la que regresar a su tradicional crispación con la administración educativa canaria.

Lo malo es que el sindicato ha elegido lo primero que ha encontrado, sin meditar seriamente si se trata de un planteamiento serio y con recorrido. Y cuando uno escoge para ponerse lo primero que trinca al abrir el ropero, puede ocurrir que la camisa no pegue con los pantalones o que los calcetines sean de distinto color. Chirriante.  El STEC ha decidido exigir a la autoridad educativa canaria que cometa un delito. Es decir, que se declare insumiso ante una ley estatal que decreta de manera inexorable que todos los profesores de España, sean continentales o ultraperiféricos, impartan dos horas lectivas más a la semana. Es una imposición contra la que se revelaron varias autonomías, también la canaria, pero que finalmente se impuso por el indiscutible peso de los votos que respaldan al Gobierno del PP en las Cortes Generales.

La medida es de obligado cumplimiento, y seguramente lleva en su interior el indisimulado deseo del PP de atacar a la enseñanza pública desde todos los flancos que están  a su alcance, y el de provocar el malestar de los trabajadores es uno de ellos. Sabe el Gobierno de España que muchas autonomías aprovecharán esta medida para encubrir una reducción de plantilla, objetivo que sin duda persigue ese partido para el grueso de la Administración pública española, empresas, entidades, fundaciones y organismos de todo tipo incluidos. Que engorde lo privado a costa del adelgazamiento de lo público. De libro.

Eso no significa, sin embargo, que todas las comunidades autónomas vayan a tirar por el camino de en medio. Y la de Canarias, cosa que sabe el STEC porque hasta el otro día negociaba  a calzón quitado con el Gobierno, no pretende otra cosa que cumplir con una imposición legal, y sin recortar plantilla.

Cierto es que los recortes conducirán a Educación a congelar el incremento de profesores por la vía de llevar a cero la reposición de los profesionales que se van jubilando cada año, lo que técnicamente es reducción de plantilla pero no mediante despidos;  del mismo modo que es cierto también que habrá traslados de profesores entre centros en función de la reorganización que se abre a partir de estas nuevas condiciones.Unas condiciones conocidas por los sindicatos y absolutamente inevitables si se tiene en cuenta la obligación que tienen las autoridades educativas autonómicas de cumplir con las leyes  estatales, que incluyen en su articulado la vía penal para todo aquel que no se ciña a ellas. Y no vemos a José Miguel Pérez o a Manuela Armas con muchas ganas de ir a la cárcel.

Jamás en la historia reciente de Canarias había habido tan buen entendimiento entre la Consejería de Educación y los profesionales de la enseñanza, ni un inicio de curso tan pacífico, pese al peor escenario económico que se recuerda. Una imposición del Estado ha conseguido quebrar esa paz que tanto ansiaba la comunidad educativa. Si el STEC buscaba un conflicto ya lo tiene: se lo ha proporcionado el PP, que debe estar frotándose las manos.

1 comentario:

  1. Buenos dias Carlos,para que un Pais vya mejor,se empieza por la educación, y no es de justicia si los que la imparte la mayoria no lo demuestra,si solo van por el inters del dinero,quiero más y más dinero,primro el buén Profsor,piensa en el mejor sistema para enseñar a sus alumnos ,el buén profesor se preocupa de que sus alumnos se respeten ,no coacionen, no intimiden,esa enseñansa creo que se esta perdiendo,ellos ,los profoseres e intelectuales hacen entrevista a los profesores de Finlandia y dice,que tienen usteds? ellos contestan ,diciplina,que el alumno respeta al profesor, que somos profesionales de VOCACIÓN ,ahy radica la educación ,aparte de que los niños no se ponen en guarderia ,quedan al cuidado de sus padres, tiene ayuda del gobierno ,en caso especiales se ayudan a esos niños pequeños ,la enseñansa es gratis, no estan de aqui para ayá salto van salto vengo,hoy me toca un profesor,mañana vien el otro,seamos serios señores, el futuro estan en las manos de nuestros hijos,empezemos por dar el ejmplo ya esta bién,señor Peréz, su intención es buena y se que quiere lo mejor ,porque usted sabe como profesor que hay radica nuestra sociedad,dios mio,yo,no lo veo dificil,solo la voluntad las ganas de hacer el bién común, las cosas funcionaria mejor,sabe ,cada ves me siento tan impotente de querer y no poder, de ver injusticia cada ves,y esperar y esperar que un salvador,salve de una ves con diciplina y amor,nada más,¿pero que falla?, que la democracia del año 1978,ha dado mucha libertinaje,claro y ahora estas son las consecuencias,quiens cree en la verdad y estan haciendo lo contario ,sera muy dificil de luchar contra ellos,y luego están,los que esperan y hacen justicia que se ven acorralados por este otro sistema,gracias y buén dia a todos.

    ResponderEliminar