Páginas

28 junio, 2012

Don Pepito, puro y angelical


José Rodríguez, don Pepito, este miércoles en el banquillo
José Rodríguez, don Pepito, este miércoles en el banquillo 
La caradura del dueño del periódico El Día empieza a ser de doctor en Psiquiatría. Este miércoles volvió a sentarse en el banquillo de un juzgado para responder a una nueva demanda de protección del honor por sus graves insultos a la concejala de Santa Cruz Ángela Mena, esposa de Paulino Rivero, verdadero motivo por el que se han producido los ataques vistos para sentencia. El juicio volvió a arrojar evidencias de que don Pepito, o don José, táchese lo que cada cual crea más procedente, se cree tocado por un ser superior, increíblemente más superior que él, que le ha dado patente de corso para convertir en angelical lo que es un atentado permanente al periodismo y a la Constitución española.

Enfangado en su propia mierda, la que vomita cada día en sus editoriales junto a su coro de boteros monaguillos, el dueño de El Día quiso esquivar ante la juez que lo juzgó una cuantiosa condena económica asegurando que él nunca insulta, que los que insultamos somos los vulgares comunes. Él lo que hace, vino a recalcar, es dar consejos, como mucho repetir los apodos que los demás pronuncian sobre sus víctimas.

La deportación de Paulino Rivero y su esposa al estilo Ceaucescu , una de las insidias más repetidas por don Pepito este último año, es “un consejo político”, según remarcó con una desfachatez digna de un patán que se cree dios.

En el colmo de la estulticia, el editorialista independentista, el ridículo soberanista canario que termina por avergonzar a los verdaderos soberanistas y a los verdaderos independentistas, se permitió confesar en el juicio de este miércoles que sus infamias sobre los negocios turbios de la familia del presidente Rivero en México fueron “un refrito” realizado por sus periodistas a partir de los papeles falsos publicados por el fracasado portal Kanarileaks, muerto nada más nacer precisamente por haber patinado tan soberbiamente con esos documentos falsos.

Fueron refritos de mucha calidad porque los refritos vulgares son los que hacemos los demás medios informativos. En El Día copiar y pegar es, según su propietario, una labor “angelical”, “limpia”, “pulcra”, lo que le refuerza moralmente para descartar la obligatoriedad de contrastar, la prescripción legal de publicar rectificaciones de las personas afectadas por la falsedad o la nobleza de enmendar el error pidiendo disculpas y enterrando para siempre la cagada en el fondo más oscuro de las hemerotecas.

Él ha preferido mantener su postura soberbia, de hidalgo con los calzoncillos canelos y los calcetines raídos que reclama al régimen la recuperación de sus honores.

Don Pepito es así, un hombre insulso, inculto, un patriota sin fundamento político e intelectual; un mediocre como empresario de la comunicación, jamás periodista, crecido como un suflé por años y años de alabanzas, de peloteos, de favores políticos y de inyecciones de los presupuestos públicos.

Un producto del régimen oscuro, que apoyó al régimen, que tapó la corrupción, que aupó a los corruptos, que ha venido a rebelarse contra ese régimen en el momento en que ha habido un concurso público que no ha operado a su favor, el primero: el de las frecuencias de radio.

Que no le adjudicaran las emisoras que exigía le ha conducido a mostrarse tal como es, un patricio de humo, el resultado maduro y desnudo de aquel Pepito que su tío Leoncio ponía a apagar bombillos en la redacción del periódico ante la evidencia de que no servía para otra cosa a la espera de heredar el imperio.

Y ese concurso que le ha terminado de enajenar por completo afloró en el juicio de este miércoles en el palacio de Justicia de Santa Cruz de Tenerife. Un concurso que ha roto la complicidad del régimen con su editor de cabecera, por mucho que algunos se hayan querido amparar en él para hacer un jaque al presidente Rivero, la gran bestia parda de don Pepito.

Por eso ayer, después de meses y meses insultándola, llamándola entre otras lindezas “la quícara”, el indocumentado editorialista convirtió a Ana Oramas en una heroína de la futura República Independiente de Canarias. Ya no es la quícara, ahora que ha plantado cara a Rivero en el reciente congreso de Coalición Canaria, la diputada se ha convertido para El Día en la mujer capaz de llevar al pueblo canario a su libertad y a su independencia.

“Es un valor político que tiene en sus manos el futuro de Canarias. Solo hace falta que deje de estar acobardada y que demuestre su patriotismo”, escribía este mismo miércoles.

El giro editorialista sorprendió a Ana Oramas buscando algún abogado que se atreva a una querella contra don Pepito. Está acabado,  y los que en él buscan cobijo harían bien en alejarse para que el pringue no les salpique.

5 comentarios:

  1. Maria de Jinámar28 de junio de 2012, 8:01

    Buenos dia ,creo que no hay mucho que decir,estamos cansados de ver personajillo que se creen que hacer justicia es esta la forma ,estamos cansados los ciudadanos de ver como lo personal sobre pasa el limite de la información,cansada ,de que una justicia,un abogado que defienda lo contrario a la ley sea permitido,una ley,que ampara la expresión de insultar y menoscabar en las intimidades de las personas,esto ya se va de las manos , ,¿ que pasa con esos ciudadanos que confiamos en el Gobierno canario? porque esas desavenencias cada dia en el Parlamento también de insultos o burlas ? ,,,porque este señor ,pone una denuncia ,vaya por no ir más lejos a este diario, por llamarle Don Pepito, y el cada dia señara Jueza este señor hace insultos ,calificaciones ,insita señora jueza a la violencia a sus lectores ,es que usted no lo quiere ver asi? o es que usted va a permitir que Vulneren el derecho fundamental de las personas? es que vamos a permitir que los medios nos controlen? a que jugamos Justicia ? es que hemos perdido el norte ,o mejor dicho la moral de saber distinguir el bien del mal,este señor ,junto con ora radio,tienen venganza sobre las licencias,lo comprendo que se sientan molestos,¿pero es culpa de los ciudadanos ? quizas usted es un peligro para la sociedad o se les olvida una ves más que nosotros el Pueblo estamos dia a dia sufriendo estas desavenencias ? es esto justo? por lo tanto una ves más,creo que es de justicia ,que nosotros los ciudadanos busquemos formas ,leyes que nos protega de estas acciones, es hora del que el pueblo canario ,pida una Fiscalia que nos ampare ,que sea independiente,gracias

    ResponderEliminar
  2. Triste es el periodismo que nos rodea. Triste es que Don José hable lo que habla y como lo hace: verdades a medias, tiene usted razón Don Carlos, solo interesadas. Pero y usted? Que triste es que se llamen periodistas quienes no informan sino en función de su interés, solo de su interés, como usted!

    ResponderEliminar
  3. Maria de Jinámar20 de julio de 2012, 9:55

    Buenos dias Carlos ya no me acepta mis mensajes? bueno no importa ,pero sepa que le leo todos los dias su diario,y también desearle,que siga siendo honrado,que por favor,que siempre se asegure de la información que le dan,,porque hay mucha malicia,y la mentiras las hacen verdaderas..,porque a veces el hombre por equivocación,y por venganza a su propio enemigo,puede caer en la tentación,de juzgarle por un hecho que es a lo mejor inocente,aunque por otros sea culpable,nada más ,desearle lo mejor,y gracias de todas amaneras por dejarme denunciar mi causa en su diario,hace mucho tiempo que le sigo,pues antes en el canarias ahora, escribia mensajesy podiaopinar,pero con las nuevas normas no puedo,le deseo lo mejor,y como usted dice,la verdad sale a la luz tarde o temprano,lo mejor de la persona es ser imparcial,ser justo,verá que suted triunfará,porque de verdad hay periodicos y famosos que debrian de ser ya retirados por los ciudadnos,ánimo y hasta luego ,suerte

    ResponderEliminar
  4. Abelino el morillo5 de agosto de 2012, 19:54

    Las trampas, las filtraciones policiales a la prensa y las falsedades de los investigadores de la BPI ya tienen en su haber DOS MUERTOS. Esto jamás va a quedar así, donde las dan las toman. CON LEGALIDAD.

    ResponderEliminar
  5. ABELINO EL MORILLO5 de agosto de 2012, 19:59

    La utilización política del caso faycán, las filtraciones policiales a la prensa, las fabricaciones de pruebas y las falsedades cometidas por la BPI, ya se han cobrado la vida de dos personas, una de ellas a la que más quería. Esto nunca podrá quedar así, como si nada hubiese pasado. Todos aquellos que han participado y cometido delitos en este ataque político usando los medios del estado, pagarán por ello. Yo no voy a cesar JAMÁS en mi empeño. lo juro.

    ResponderEliminar