Páginas

07 mayo, 2012

Pasión por el jet (privado)



El modelo comprado por Repsol para Brufau, utilizado por Soria para viajar a Argentina a defender a la empresa multinacional.
El modelo comprado por Repsol para Brufau, utilizado por Soria para viajar a Argentina a defender a la empresa multinacional.

Evo Morales volvió a tomarle el pelo a España este mismo lunes con esa mezcla de fortaleza indigenista y torpeza diplomática con que anuncia sus decisiones, pero con los mismos resultados empresariales y económicos a ambos lados del Atlántico. Su Gobierno, el de Bolivia, no está dispuesto a hacer un gran desembolso por quedarse con la filial boliviana de Red Eléctrica.


Para allá, para La Paz o para Cochabamba, acaba de viajar el presidente de la empresa participada por el Gobierno de España, José Folgado, que empezará las negociaciones desde la esperanza de cobrar por la expropiación “nada o una cantidad diminuta”, por emplear las palabras del vicepresidente boliviano, Álvaro García.


Nada se sabe del modo de viaje empleado por el señor Folgado, aunque todo hace pensar que ha empleado el común del vuelo regular de Iberia, seguramente en clase Preferente, y con factura perfectamente expedida a nombre de Red Eléctrica, que es como se deben acreditar de manera formal los pagos en empresas regidas por las fórmulas más transparentes de buen gobierno.



No todos los viajes de autoridades españolas a Latinoamérica se han realizado por ese convencional método del vuelo regular. Por ejemplo, ¿se ha transparentado del modo adecuado cómo fue el viaje a Argentina del ministro de Industria, Energía y Turismo el pasado mes de febrero? No, desde el Ministerio ocultaron en todo momento los preparativos del viaje y solo cuando ya José Manuel Soria estaba de regreso se explicó que fue una visita “relámpago” que obtuvo como resultado un encuentro infructuoso con el viceministro e Economía, el todopoderoso y muy energético Axel Kicillof.

Días después de ese viaje relámpago, “casi clandestino”, en expresión de varios medios de comunicación españoles y argentinos, se supo que el medio de transporte utilizado por José Manuel Soria no fue un vuelo regular o un avión adscrito a la Fuerza Aérea Española, que dispone de varios para cualquier tipo de desplazamiento, bien sea urgente, bien sea relámpago o bien sea incluso semiclandestino.




El medio utilizado por Soria, según el periódico La Nación, fue un jet privado propiedad de la multinacional petrolera Repsol, un avión de lujo adquirido por la compañía en febrero de 2009 para los desplazamientos de negocios o privados de su presidente, Antonio Brufau.

El aparato, un Gulfstream G5, con una autonomía de más de 12.000 kilómetros y una velocidad de crucero de 950 kilómetros por hora, tenía en 2009 un precio de mercado que oscilaba entre los 32 y los 52 millones de euros, según las prestaciones que se encargaran antes de su fabricación.

El silencio impuesto a José Manuel Soria tras la crisis de Red Eléctrica en Bolivia debe haber traído causa de sus abruptas amenazas, lanzadas a través de un vídeo emitido desde Polonia, contra la República Argentina. La expropiación de las acciones de Repsol en YPF enardecieron tanto sus ánimos que el ministro canario provocó un ridículo internacional de la diplomacia española. Porque siendo probablemente contraria a Derecho la actitud argentina, la reacción española, particularmente la de su ministro de Industria, no coadyuvó precisamente a una solución sino a que, incluso la prensa más crítica con Cristina Fernández, la haya calificado de torpe.


Amor al viaje y a los intereses privados



Unos días antes se desveló la existencia de aquel viaje relámpago a Argentina, y lo que todos creyeron que iba a derivar en acuerdo se truncó en ruptura. Pretender que José Manuel Soria despliegue encantos diplomáticos, prudencia y templanza no impostadas en una negociación, es pedir peras al olmo. Otra cosa es su furor por los jets de lujo, cada vez más acreditado.

Ahora ha sido en el jet de una empresa privada con la enrevesada excusa de defender sus intereses en el exterior. Mala decisión en un ministro con esos antecedentes viajeros tan enfangados en la mezcla de política y negocios privados.

6 comentarios:

  1. Q nivel ético y estético !

    ResponderEliminar
  2. [...] "CRITEO-300x250", 300, 250); 1 meneos Pasión por el jet (privado) carlossosa.canariasahora.es/archives/1801  por JackBrown hace [...]

    ResponderEliminar
  3. y ahora que me dice de las criticas hacia los demás politicos que hacia él? jamás se deberia de juzgar a nadie si la persona hace lo mismo

    ResponderEliminar
  4. andre schwaermer8 de mayo de 2012, 23:46

    Incluso Soria tiene una razón de ser: Nadie es inútil, siempre puede servir de mal ejemplo.

    ResponderEliminar
  5. Esto de volar en jets privados le viene de viejo pero todo lo que tiene de bueno en su profesión, lo tiene de nefasto como politico.

    ResponderEliminar
  6. [...] Soria: Pasión por el jet (privado) canariasahora [...]

    ResponderEliminar