Páginas

14 marzo, 2012

No son los maestros



[caption id="attachment_1565" align="alignright" width="200" caption="Alumnos en un colegio."][/caption]

Lo más fácil, el camino más corto, fue buscar los párrafos referidos a los profesores y cargar sobre ellos toda la culpa de la situación de la Educación en Canarias. Pero es una visión sesgada, incompleta y, por lo tanto, falsa. En la Consejería de Educación, entre los sindicatos, entre los profesionales y entre los periodistas especializados cundió este martes la perplejidad al leer algunos titulares de prensa de Canarias que reducían a las horas que trabajan, al sueldo que cobran o a las vacaciones que disfrutan el problema de la Educación. Claro que se trata de un recurso sencillo al titular escandaloso que de inmediato capta la atención y la simpatía del lector, ya acostumbrado a escuchar de determinados individuos que los funcionarios por lo general no dan golpe. Pero resulta que no, que eso no lo han dicho los expertos de la OCDE y cualquiera que se haya leído el informe Pisa lo identifica a la primera. Siendo verdad que se afirma que los profesores cobran en apariencia un salario alto, éste se corresponde con el que se percibe cuando se accede a la profesión, que no a la carrera docente, porque en el magisterio, una vez se empieza a ejercer, se acaba la carrera, no se asciende en un escalafón por méritos, cursos, especializaciones o, simplemente, especial dedicación a una materia. El salario de un maestro canario evoluciona tan solo por los trienios, sea el maestro un entregado profesor o un mandarria cuya actualización se quedó en la segunda guerra mundial. Lo que Pisa recomienda es precisamente que se formulen incentivos y que se reconviertan complementos económicos para premiar al profesor que más innova. Es decir, pagarles más, fíjense qué diferencia.

Tener la información, vital




De lo primero que hay que felicitarse a la vista de este informe es que exista, es decir, que el Gobierno de Canarias lo haya encargado y, lejos de esconderlo como maliciosamente se ha insinuado, haya instado a sus redactores a acabarlo en un tiempo verdaderamente corto, como ellos mismos han resaltado. Lo segundo a destacar es su absoluta objetividad, su crudeza en algunos pasajes y la constatación de que tenemos un grave problema con la Educación que debemos empeñarnos seriamente en corregir entre todos, porque no es solo un asunto de las instituciones y los profesores. Periodistas especializados en Educación como Enrique Bethencourt, nada sospechoso de ser del PSOE ni defensor del actual Gobierno canario, han desmenuzado concienzudamente el informe y han llegado a las mismas dramáticas conclusiones: el problema no es de profesores sino algo mucho más profundo que no se arregla ni siquiera con un incremento en las inversiones.  Los alumnos de Canarias tienen una extracción socioeconómica verdaderamente preocupante, con unos padres que ni siquiera en el 25% de los casos tienen una educación terciaria y que, en un 39% se sitúan en un nivel económico bajo. Se trata del nivel más bajo de todas las Comunidades Autónomas españolas que participaron en Pisa, pero ajustando estadísticamente los resultados del informe para tener en cuenta las diferencias de estatus socieconómico, resulta que el rendimiento de los alumnos canarios en aspectos trascendentales como la lectura sigue siendo significativamente inferior a la media española y de la OCDE. Lo que no veas hacer en casa...


Padres alejados de la escuela






Los alumnos que acuden a colegios privados provienen de entornos económicos más ventajosos y obtienen mejores resultados, según Pisa, pero cuando se ponderan los datos socioeconómicos y considerando las características socioeconómicas de los alumnos y los colegios según los estándares, se descubre que "los centros públicos de Canarias tienen un mejor rendimiento que los privados". El factor padres y madres vuelve a ser determinante, y los expertos de la OCDE han analizado en profundidad el asunto en Canarias para llegar a la conclusión de que la implicación de los progenitores en la educación de sus hijos, en lo que ellos llaman presionar al centro educativo para que su hijo obtenga mejores resultados académicos, es menor en Canarias que en el resto de España y en la media de la OCDE. Y aquí sí se culpa a los colegios por no atraer a los padres, por no tratarlos como iguales, por no entusiasmarles con la tarea educativa de sus hijos. La falta de motivación y estímulos a los profesores, el bajo nivel socioeconómico de las familias, el desinterés de gran parte de los padres por la educación de sus hijos y una Administración demasiado alejada del diálogo, de la búsqueda de soluciones acordadas entre todas las partes han desembocado en que no hayamos corregido los problemas estructurales de la educación. Tener en la mano un informe que detecta sus carencias y que, sin apasionamientos, sin prejuicios, sin revanchas y con objetividad, formule propuestas para reconducirlo, puede ser el principio de la solución. Es preciso que la crisis económica, los temibles recortes y las ansias privatizadoras que vienen desde Madrid no pongan en riesgo el futuro.

8 comentarios:

  1. Se han parado ha mirar en base a que muestra de alumnos se han hecho los estudios.¿No es una muestra demasiado corta ? ¿La traducción del estudio es la apropiada? .No quiero ser mal pensado pero fue hecha la traduccíón por alguien con algún interés,porque hay algunas cosas que en el informe en inglés no se nombran.Creo que deberiamos hacer un informe mas profundo y serio para empezar a sacar a esta comunidad de la pobreza cultural en que se encuentra mucha de nuestra vujentud.

    ResponderEliminar
  2. El día que sea obligatorio para los cargos públicos escolarizar a sus hijos en los colegios públicos, se acabará con este problema.

    ResponderEliminar
  3. Yo también me he leído hasta el final el informe, y me quedé desmoralizado con el titular tendencioso que pusieron algunos medios de comunicación, que no se corresponde con el texto. Llevo 25 años en la profesión, más de cien cursillos y cursos voluntarios con miles de horas de formación. Ahora mismo estoy con la dichosa gripe A y, contra el criterio médico, pido alta voluntaria porque estamos en evaluaciones y soy tutor. No quiero echarme flores, porque casos como el mío hay muchísimos. No me quejo de la duro de esta profesión, de lidiar diariamente con chicos problemáticos cuyos padres, cuando tienen 7 u 8 años, ya dicen que no pueden con ellos... me duele la ingratitud, la manipulación y los ataques generalizados de una sociedad que parece no valorar lo que es la educación. Si hay profesores malos, póngaseles la oportuna sanción, pero si los hay, y muchos, que se dejan la piel, valórese y prémiese esa dedicación, aunque sea con un simple reconocimiento moral, cosa que jamás he visto hacer en mi vida profesional. Este año en mi centro de trabajo se jubila anticipadamente una de las mejores profesoras que he conocido y lo hace, simplemente, porque está "harta y quemada" de situaciones como ésta que hoy se denuncia en este artículo que agradezco al ser Sosa.

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente tenemos un grave problema con la educación, pero esto no es de ahora. Lo que hay ahora son datos directos contrastados, pero el déficit educativo de nuestra población es histórico, digno de una sociedad y una escuela impregnada por relaciones sociales y de producción caciquiles. Efectivamente el nivel sociocultural de los hogares de procedencia de nuestros alumnos es bajísimo, pero esto no puede seguir constituyendo la coartada para que la escuela como institución -no los maestros como colectivo- siga en estado de inmovilidad social, en una especie de statu quo que da por buena la fatalidad de tener los padres que tiene y los alumnos-as que tiene para seguir siempre haciendo lo mismo.

    ResponderEliminar
  5. Existe un deficit importante en la sociedad canaria que ningún gobierno en Canarias ha querido abordar. Desde el PSOE al PP pasando por los longevos de CC, todos han obviado el estrato y subtrato social exixtente en esta comunidad. El deficit es sociocultural. El informe PISA viene a dejar, en el campo de una población de escasos referente educativos y socioculturales, el origen de la desestructuración que hay en la escuelas de las islas. Una sociedad que no ha podido crecer cubriendo sus necesidades de cultura, educación y participación social poco puede interesare por la evolución de sus hijos. Todos los gobierno han gastado los recursos públicos de las maneras más variopintas; festivales de opera y zarzuela, septeniums y mileniums. Otra gran aportación es la dilapidación de los recursos en actividades extraescolares para contentar a Vanyeras y demás, sin profesionales preparados ni objetivos socioeducativos algunos. Otro gran despilfarro ha sido los cursos para desempleados y empleados, pesebre donde comen varios agentes sociales y que idem en cuanto a calidad y objetividad.
    Mi aportación es clara, el deficit sociocultural nunca fue abordado, ni se creo, una institución de Intervención Sociocultural que diagnosticara e interviniera en nuestra Comunidad con objeto de acelerar una sociedad culta y participativa, preocupada por la formación de sus hijos. Desde aquí reclamo que se pare por un momento las grandes inspiraciones divinas en materia cultural y educativa asi como los recursos públicos para la formación continuada y se pongan en la dirección que sea necesaria para eradicar el analfabetismo educativo-cultural y politico.
    Esto, que es solo una pincelada, trata de remitir coherencia y

    ResponderEliminar
  6. Gracias por el apoyo como periodista a la crítica recibida por la OCDE y medios de comunicación que han publicado sesgadamente para crear noticia. Pero discrepo en vincular nivel socioeconómico con resultados académicos; no es necesariamente vinculante. La prueba está en que los que tenemos más de 30 años tuvimos menos recursos de todo tipo y mejores resultados. La clave estuvo, en el interés, cuidado, cariño, normas, respeto y educación FAMILIAR. Si papá y mamá no educan, el profesor no puede impartir formación.

    ResponderEliminar
  7. Simplemente quería felicitar a quien escribió dicho artículo, ya que ha sido capaz d hacerlo sin hablar mal de este colectivo, el de los enseñantes, al que pertenezco desde hace casi 30 años. Sinceramente, muchas gracias.

    ResponderEliminar
  8. Una maestra entregada y con vocación16 de marzo de 2012, 20:56

    Quiero también aportar mi granito de arena. Tengo 47 años y llevo desde los 23 enseñando. En mis tiempos de estudiante, no habían móviles, ni ordenadores. Los televisores empezaron en blanco y negro. Los juegos eran en la calle; saltábamos al elástico, a la comba, al tejo; corríamos con las bicicletas. Hoy no se ven niños en la calle, ni el día de Reyes. Todos están en casa, "enganchados" a la play o a la nintendo. Podías dejar tu casa abierta y los niños jugaban en la calle solos , sin miedo alguno. Eran otros tiempos y , no estoy en contra del progreso, en absoluto. La sociedad tiene y debe avanzar pero mi pregunta es ¿ realmente hemos avanzado y me refiero a la educación?. Cada vez que entra un partido político nuevo , se cambian las leyes de la educación. Qué absurdo!. Antes se respetaba a los mayores, al maestro, al médico, a tus padres y abuelos, a las personas mayores. Había disciplina en las aulas y mucha. Hoy, con tanta tecnología, los niños tienen acceso a cualquier tipo de información, tenemos de todo y sin embargo, los niveles han bajado tremendamente. Andamos más deprisa y no tenemos tiempo para nada. Estamos más agobiados que antes. No hay tiempo para hablar con los hijos; éstos se pasan las horas , muchas veces, solos en casa o al cargo de los abuelos. Si no fuera por los abuelos!!! Qué poco los valoramos , muchas veces. Siempre se ha dicho, la educación empieza en la cuna. Si en casa no se educa al niño y no le inculcamos el respeto a los mayores , no podemos pretender que en el Colegio, lo vaya a hacer. ¿Cuándo se oyó hablar en otros tiempos de que los padres tuvieran que asistir a los psicólogos porque los hijos los maltrataban?. Nunca. Es hoy y ahora cuando ésto está sucediendo. En mi opinión, estamos viviendo en una sociedad que ha perdido el rumbo y el norte.Muchos corren pero sin saber hacia dónde van. Familias desestructuradas. Sólo se piensa en el placer inmediato. Estamos valorando mucho más lo que tenemos qué lo que somos. Los niños piden cosas y las quieren YA. Creo que antes se valoraba más el esfuerzo y ahora , aunque intentamos hacer ver a los niños que hay que esforzarse para conseguir las cosas y valorarlas en su justa medida, no obtenemos los resultados deseados porque lo tienen todo y no les cuesta nada conseguir lo que quieren. Ántes hacíamos las cosas bien porque no había otra opción. Es hora ya de que entre todos trabajemos por hacer las cosas bien, por valorar la educación , el respeto, el trabajo en equipo. Somos una comunidad y como tal debemos de unir todas nuestras fuerzas por hacer un trabajo más gratificante y con los resultados deseados. Las familias también tienen un papel fundamental en la educación de sus hijos. Familia y escuela deben trabajar conjuntamente.
    Muchos padres ven a los maestros cómo los enemigos de sus hijos. Nada más lejos de la realidad. Hay muy buenos profesionales de la enseñanza y maestros muy entregados en su labor docente. En la medida en que nuestro conocimiento de las cosas, las personas y del mundo sea mayor, avanzaremos y seremos más libres.

    ResponderEliminar