Páginas

24 febrero, 2012

Nos salió viajero Bravo

No para la pata quieto el presidente del Cabildo de Gran Canaria, seguramente porque se fía de que todas las cabras están a buen recaudo en Bravo Murillo y la moción de censura completamente descartada por imperativo legal. La verdad es que no nos hemos puesto a llevarle la cuenta viajera a José Miguel Bravo de Laguna, pero por las referencias que hemos podido encontrar a vuelapluma, este jueves ha realizado su segunda visita oficial al extranjero, y en ambos casos sin necesidad ninguna. Siempre ajustando los viajes al máximo a su cercanía al fin de semana, Bravo y su staff acudieron este jueves a la ciudad de Manchester para renovar el contrato que la anterior Corporación firmó con el futbolista David Silva como embajador turístico de Gran Canaria, una iniciativa muy destacable que no requiere sin embargo que se desplace hasta el Reino Unido una expedición de media docena de personas con todos los gastos pagados. Comprendemos que la tentación puede ser grande, pero si el deseo de los viajeros es aprovechar y pasar allí el fin de semana, han de recordar que a partir de la mañana de este viernes, todos los gastos han de correr por su cuenta. No vaya a ocurrir como el último viaje del presidente del Cabildo a Alemania, que se inició un viernes con el fin de acudir el lunes al concierto inaugural de la gira por esa república de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. Otra presencia presidencial que era claramente prescindible, y nada decimos de tan numerosa guardia pretoriana que siempre le acompaña que se lo pasó pipa cuatro días a cuenta del sufrido contribuyente grancanario.

Hasta Cádiz que se fue

Insistimos en que no tenemos registrados todos los viajes oficiales, es decir, pagados con dinero público, que José Miguel Bravo de Laguna ha disfrutado desde que es presidente del Cabildo, pero los que recordamos nos llaman bastante la atención. Descontamos más de media docena a Madrid a celebrar reuniones propias de su cargo y de sus obligaciones, algunas de las cuales perfectamente delegables en los otros altos cargos que le acompañan casi siempre, pero no nos cuadra muy bien que haya tenido que ir el viernes 21 de octubre a Cádiz a los fastos del II Centenario de la Constitución de 1812 y aprovechar para quedarse hasta el domingo. O que haya sido el más pertinaz embajador de Gran Canaria en la reciente Feria Internacional de Turismo (Fitur), celebrada en febrero en Madrid, a donde acudió desde las vísperas con la excusa de constituirse en el VI Encuentro de Exceltur. Pero se sigue llevando la palma de momento el largo fin de semana, de viernes a martes, en la República Federal de Alemania. Estaremos atentos a ver si lo supera, que ya se sabe que el Cabildo de Gran Canaria anda sobradísimo de dinero para derrocharlo en viajes oficiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario