Páginas

29 febrero, 2012

Manolo Artiles rompe con Paulino



[caption id="attachment_1428" align="alignright" width="200" caption="Manolo Artiles."][/caption]

Algo muy sólido se ha rasgado en lo que podíamos llamar el entorno presidencial canario. Manolo Artiles, ese popular presentador televisivo, copropietario de Mírame Televisión, uno de los canales de TDT más celebrados en la isla de Tenerife, ha proclamado urbi et orbi su amarga ruptura con su mentor, con su protector y protegido, con el esposo de la esposa con la que mantenía (y seguramente mantiene aún) un vínculo tan estrecho que parecía inquebrantable. Un cataclismo emocional se ha desatado, seguramente por un favor no concedido, por un agravio empresarial, por una campaña publicitaria que no acaba de llegar. En una declaración a cámara en su programa cotidiano, este agüimense radicado en Tacoronte ha arremetido educada pero duramente contra el presidente del Gobierno al considerarlo "el político canario que más daño ha hecho al sector audiovisual". Artiles adornaba su confesión con dos invocaciones, "fíjense en las radios, fíjense en las televisiones". Y se preguntaba, "¿es fruto de la crisis?, cierto, pero si en medio de la crisis premiamos al de afuera y no hacemos concursos transparentes..." Momento dramático que quizás debió haber sido acompañado por una banda sonora tipoPsicosis, pero tampoco hizo falta. Artiles hizo las pausas actorales precisas, remarcó su dolor por la ruptura, su distanciamiento con apariencia de crítica política. Atrás parecen haber quedado los idilios, la contratación del presentador en programas de elevado presupuesto y alto caché artístico, las importantes ayudas económicas, incluso el inmenso premio de una TDT cuando había tortas para conseguir. Atrás quedó el lugar preeminente que ocupaba en la familia presidencial, los favores mutuos, los guiños, la apasionada defensa pública. Algo se jodió. A ver quién recompone ahora el jarrón.

Bravo, al descubierto en Berlín


Un vulgar oportunista. Un aprovechado. Así ha quedado ante la opinión pública el presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, al descubrirse ya por completo el episodio que les acercábamos aquí este pasado lunes sobre la fiesta que piensa dar en la feria ITB de Berlín. Una vez el viceconsejero de Turismo, Ricardo Fernández de la Puente, ha confirmado todas nuestras informaciones al respecto, Bravo ha tenido que reconocer que sí, que en una ronda de consultas del Gobierno con los cabildos y con las patronales turísticas se decidió cancelar la fiesta de Canarias en la feria turística alemana para producir un ahorro de 88.000 euros de dinero público. A escondidas de empresarios y del Gobierno, el PP activó entonces su jugadita, consistente en alquilar el mismo local para la misma fecha y celebrar la fiesta exclusivamente para Gran Canaria. Una argucia que podría ser incluso aplaudida por los insularistas que se creen el discurso victimista que aplica el PP en la isla, pero que deja muy al descubierto el raterismo político de quien así actúa. Y, para colmo, en contraste con la austeridad que ejecuta el Gobierno, el Cabildo de Gran Canaria se dispone a estallarse al menos 40.000 euros en un tenderete de dudosa rentabilidad turística. Porque los 20.000 que dijo Bravo que se invertirían en el pleno de este martes han quedado en evidencia al empezarse a conocer, por ejemplo, datos sobre el coste del local, de alrededor de 70 euros por persona, a lo que hay que añadir comida, bebida, grupos musicales, etcétera. Ni siquiera esa cruzada contra el Gobierno de Canarias, que en esta ocasión volvió a actuar con nobleza ante Gran Canaria, se justifica esta acción tan rastrera.

¿Qué fue del envalentonado Cardona?

Como el soufflé ha decaído hasta el nivel del común de los mortales aquel envalentonamiento del alcalde Cardona cuando fue llamado a declarar como imputado por el caso Canódromo. Déjenme solo, que solo me basto; ya era hora de que me llamaran para poder aclararlo todo; se van a arrepentir los que me denunciaron... vino a decir con el tono impostado que se le ha subido a la cabeza desde que tiene mando en plaza el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria. Lo dijo cuando lo acababan de citar como imputado, hace tan solo quince días, y esta misma semana ha recurrido ante el juez de instrucción para que, antes de acudir a declarar, le explique por qué presuntos delitos ha de comparecer. Veamos: si se está seguro de la propia inocencia, de haber actuado correctamente, de la falsedad de la denuncia y de la pulcritud del expediente administrativo en cuestión se puede acudir a contestar a un juez, asistido por un abogado, sobre cualquier circunstancia, comportamiento o derivadas. Pero, es más, en el caso del Canódromo, que es por lo que le citan, es evidente que el delito de manual es el de prevaricación en cualquiera de sus variables, porque hasta la fecha ni la denuncia, ni siquiera las informaciones periodísticas, han hablado de cohecho, de maletines, de enjuagues o de situaciones que hayan de agravar lo más mínimo las irregularidades detectadas en ese pelotazo de Schamann.

Es la guerra



[caption id="attachment_1418" align="alignright" width="200" caption="José Miguel Barragán, portavoz de CC."][/caption]

Primer aviso, pero no será el último. Lo ha lanzado José Miguel Barragán, uno de los hombres fuertes de Coalición Canaria, ejerciendo su papel de portador de malos augurios, de advertencias graves, estudiadas, clásicas, de la factoría nacionalista para momentos críticos. Pero un aviso directo para el Gobierno de Mariano Rajoy, quizás el más duro desde que en 1991 Manuel Hermoso traicionara a Jerónimo Saavedra por irreconciliables diferencias en las negociaciones del REF. Habrá guerra si se reducen las asignaciones del Estado para Canarias, ha venido a decir Barragán, lo que en realidad equivale a una declaración formal de hostilidades porque a estas alturas toda España sabe que Rajoy aplicará un duro recorte a las autonomías en un tijeretazo en cascada que acabará por levantar por los aires lo poco que insuflaba algo de oxígeno a la economía de este país. No fue una calentura del portavoz nacionalista, sino una declaración premeditada, perfectamete calculada, con la que se pretende llamar la atención sobre el colapso que amenaza a una región con más del 30% de paro y unas perspectivas ciertamente preocupantes. Y, de paso, un reforzamiento a otro aviso de esta misma semana: si Madrid recorta, habrá subida de impuestos en las Islas, un punto o punto y medio del IGIC.


Setenta días de desprecios



El aviso nacionalista llega en el momento más propicio, como es natural. Paulino Rivero aún no ha sido recibido en La Moncloa por Mariano Rajoy en la ronda de contactos con los presidentes autonómicos, una agenda que viene muy bien al dirigente nacionalista porque le permitirá seguir cargándose de razones. De entrada, es de prever que Rivero traslade a Rajoy la exigencia principal, la que siempre han mantenido ante Madrid los Gobiernos de Canarias, incluso durante las largas etapas en que el PP ha formado parte de él: que no se reduzcan las transferencias de capital y que la media de inversiones en Canarias se corresponda con la del resto del país. Es de esperar que, además, el presidente canario recuerde al de España que Canarias es una de las tres autonomías que estuvieron en un límite más que razonable de déficit público en 2011, rozando el óptimo. Y que el Archipiélago soporta una tasa de desempleo que no aconseja en absoluto un tratamiento simétrico en el recorte presupuestario. El remate será, muy probablemente, el recordatorio de ofensas cosechadas por Canarias durante estos primeros setenta días de Gobierno popular, unas ofensas infligidas para colmo por el ministro canario, José Manuel Soria. Siendo cierto que la supresión de las bonificaciones a las tasas aeroportuarias no tuvieron especial incidencia en la ciudadanía, ni hubo especial contestación popular por la desaparición de las primas a las renovables, a pesar del importante daño que supondrá para la economía y el desarrollo de la región, la sospechosa y atrabiliaria gestión de los permisos para las prospecciones petrolíferas a Repsol ha acabado por exacerbar los ánimos hasta el punto de convertirse en la gota que ha rebosado el vaso.


28 febrero, 2012

Bravo de Laguna, insularista contra Gran Canaria

[caption id="" align="alignright" width="200" caption="Bravo de Laguna, durante el pleno de este martes."][/caption]

Hay veteranos políticos que no aprenderán nunca a pesar de la experiencia y de la sabiduría que el paso de los años va acumulando alrededor de sus canas. O de su calvicie. José Miguel Bravo de Laguna, presidente del Cabildo de Gran Canaria, es uno de los más experimentados políticos que aún siguen en activo en Canarias. Ensolerado en la escuela de la UCD, donde hubo que aprender democracia a un ritmo endiablado dada la procedencia franquista de la inmensa mayoría de sus dirigentes, este aventajado abogado logró pronto destacar y colocarse en puestos de relumbrón. O casi. Su querencia a la derecha, previo paso por el liberalismo que todo lo soporta, le hicieron desembocar en el Partido Popular, a cuyo frente se colocó pronto precisamente gracias al erial de los alrededores y a su brillante trayectoria, solo salpicada por algún suceso desagradable del que seguramente también extrajo su moraleja: espera diez minutos antes de decir "usted no sabe con quien está hablando". Bravo está curtido en mil batallas, desde el pacto de Las Cañadas, que construyó de aquella manera la autonomía de Canarias, al que celebró en mayo pasado con un tránsfuga para garantizarse la presidencia del Cabildo de Gran Canaria. También ha pasado por los puñales de Mauricio, por la plácida vida del Congreso de los Diputados o por el odio tribal mutado en obediencia debida a José Manuel Soria. A demasiados kilómetros de la euforia absoluta del PP, vive aislado por adversarios políticos de dentro y de fuera de su partido, lo que le está conduciendo a una deriva demasiado previsible y barata para tener éxito: el insularismo más rancio.

Don Pepito, repartiendo prevaricaciones

Fea y mafiosa táctica la empleada este martes por don Pepito, el editorialista más dicharachero de Barrio Sésamo. Ante el juicio que por intromisión ilegítima en su derecho al honor tendrá este viernes contra el director de CANARIAS AHORA, Carlos Sosa, ha decidido marcarle el camino correcto al juez que ha de dictar sentencia, ponerle la cabeza de un caballo en la cama para que sepa a qué se enfrenta. Para ello nada mejor que publicar un editorial en el que directamente, sin ningún tipo de prevención, ha llamado prevaricadoras a dos magistradas que ejercen en Canarias que han tomado resoluciones que al dueño de El Día no le han gustado por serles contrarias a sus pretensiones. Para adornar sus diatribas ha llegado a pedir que ambas juezas sean expulsadas de la carrera judicial con el mismo escarnio con el que el Consejo General del Poder Judicial ha expulsado a Baltasar Garzón tras su condena de once años de inhabilitación precisamente por prevaricación en el caso de las escuchas de la trama Gürtel. Suponemos que al juez le habrá llenado de tranquilidad de espíritu conocer con antelación suficiente a qué se arriesga si tiene la osadía de desestimar la demanda interpuesta por don Pepito por llamarle precisamente así, don Pepito, como le conoce todo Tenerife y medio resto del Archipiélago. Feo, feo.

Avergonzar a España

Mariano Rajoy anda de un tiempo a esta parte muy preocupado por la imagen que nuestro país puede estar dando cara al exterior por acontecimientos de tan presunta gravedad como las protestas estudiantiles en la ciudad de Valencia o ese desbocado déficit público del que empieza a desdibujarse una culpabilidad exclusiva del malvado Zapatero. Es de agradecer que un presidente del Gobierno se preocupe por esos aspectos tan sensibles para nuestro presente y nuestro futuro, pero ya que ha decidido potenciar su papel como defensor de la imagen patria, nos atrevemos a proponerle algunos asuntos que quizás deberían ser merecedores de su atención para mejor proyectarnos al exterior. Se nos ocurre, como primera acción, que le pida a José María Aznar que deje de hacer el gaznápiro a lo largo y ancho del mundo, subido en las tribunas que le son propicias precisamente por haber sido el máximo representante del Gobierno de España durante ocho años. Si antes el mundo nos identificaba con el botijo, la paella y la siesta, creo que nos viene muy mal que sea ahora la melena de Aznar y su extremismo ideológico el santo y seña de la españolidad.

Manos Limpias bajo togas cagadas

Aunque no sea constitucionalmente de su competencia más directa, sabemos que Mariano Rajoy podría hacer mucho por evitar el deterioro de imagen que nos provoca tener un Tribunal Supremo y un Consejo General del Poder Judicial como los que tenemos. Ambos han conseguido, al alimón, pulverizar estas últimas semanas todos los medidores de vergüenza nacional con la muy medida, muy eficaz y muy desmoralizante cacería al ex magistrado Baltasar Garzón. Es verdad que los defensores de las esencias dirán que son cosas que nos pasan por tener una justicia tan igual para todos que hasta es capaz de crujir inclementemente a un magistrado por el terrible atrevimiento de investigar a una trama corrupta protagonizada, mira tú qué cosas, por el mismo partido del mismo presidente que tanto se preocupa por la imagen exterior de España. Estos días nos estamos enterando (sin alarmarnos gravemente, que es lo peor) de unos infames tejemanejes que han podido celebrarse bajo las togas y las puñetas por magistrados y ex magistrados, por ex ministros y ex secretarias de Estado, por abogados y por ex fiscales, por sindicatos con las manos limpias y el culo cagao, metidos todos en la pocilga de una conspiración indecente que, de haber sido protagonizada por cualquier hijo de vecino contra alguna de esas señorías, sufriría de inmediato el más despiadado de los castigos. No ayuda en absoluto para nuestra imagen de país puntero, donde se garantice la seguridad jurídica para sus ciudadanos y sus posibles inversores, tener un tribunal que no ha superado los viejos hábitos ni las roídas togas del franquismo. Ah, perdón, que dice el Tribunal Supremo que ya no debemos hablar del franquismo, que eso son cosas exclusivas de historiadores.

26 febrero, 2012

Ejecución para Cardona

Léase completo: ejecución presupuestaria contra los argumentos de Cardona. Con esos datos, con los de la ejecución presupuestaria de los últimos años y con las partidas económicas que dicen que contienen los de este nuevo ejercicio es como piensa el Gobierno de Canarias contestar las acaloradas soflamas del alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, que ha sacado del baúl de los recuerdos los despojos, los agravios, el chicharrerismo y todos aquellos giros que últimamente estaban recluidos en los editoriales deEl Día. El enemigo exterior es, ya se sabe, la mejor medicina del gobernante al que se le acaban los recursos intelectuales y políticos, y cuando no se tiene más teta que ordeñar, más capacidad para optar entre una cosa o la otra, nada mejor que culpar a las administraciones en manos de los adversarios políticos para acusarlos de no dar el dinerito necesario para profundizar un poco más en la debacle. Resulta entrañablemente patético ver a un dirigente del PP cubriéndose con la manta esperancera del insularismo sin más datos que la reducción presupuestaria que todas las administraciones públicas han ejecutado en todas las direcciones. Si analizamos pormenorizadamente dónde dice el señor alcalde que se han producido los agravios, dónde las partidas que se reducen en la provincia de Las Palmas y se elevan en Santa Cruz de Tenerife, nos encontramos ante una preocupante y bochornosa ausencia de rigor. Veamos.

Otros 98.000 euros para Alarcó

La obsesión de algunos políticos canarios por salir, haga frío o haga calor, en los medios informativos nos está costando a los contribuyentes un ojo de la cara y la yema del otro. De las cuentas y adjudicaciones de los Bravo y su tránsfuga en el Cabildo de Gran Canaria daremos datos cuanto estén convenientemente asentadas. Las que parecen estarlo ya son las cuentas que dejó Antonio Alarcó, el mismo partido que los Bravo (PP) en el área de Sanidad del Cabildo de Tenerife durante su paso devastador por ella durante 2007-2011. El pleno de la Corporación abordó este pasado viernes el pago de 71.000 euros en facturas indebidamente tramitadas, facturas que curiosamente iban referidas a gastos publicitarios: ya saben, comprar a comunicadores latosos y tener contentos a los editores de los diarios del régimen. A esos 71.000 euros, cuya tramitación aprobó el PP en solitario ante una triquiñuela de CC y del PSOE, hay que sumar otros 27.000 euros que vienen en camino, en total, 98.000 euros que se deben sumar a la amplia retahíla de gastos de prensa y propaganda -hasta 340.000 euros al año- del que se perfila como futuro hombre fuerte de Soria en el PP tinerfeño.

Bravo, a bailar en la ITB

[caption id="attachment_1389" align="aligncenter" width="600" caption="De Manchester a Berlín para una fiesta que el Gobierno se cargó por ahorrar."][/caption]

Bravo de Laguna y el mambo, binomio de temporada. El presidente del Cabildo de Gran Canaria no quiere que la crisis le detenga ni trunque sus sabrosones planes de gastárselo todo en fastos y flashes que le permitan recuperar el protagonismo que un día tuvo y un tal Soria le arrebató. No para la pata quieto y a su última expedición a Manchester a donde fue para fotografiarse con David Silva, unan el desembarco fiestero que prepara para la Bolsa Internacional de Turismo (ITB) de Berlín. Avisado de que el Gobierno de Canarias, en aplicación de las normas estrictas de austeridad, había decidido suspender el tradicional encuentro canario con el sector y los irreductibles colgaderas, rápidamente ha dado instrucciones para que sea el Patronato de Turismo de Gran Canaria quien lo realice y lo capitalice. La fiesta estaba prevista para el próximo 7 de marzo en el KaDeWe de Berlín, pero el Gobierno, tras consultar con las patronales turísticas isleñas y con los patronatos de Turismo de los cabildos, decidió cancelar la cita y ahorrarse esos dineritos, que se aplicarán en otras acciones más rentables. Bravo ha dado instrucciones para que Gran Canaria, a la chita callando, rellene ese hueco, el mismo día, a la misma hora y en el mismo lugar. Veremos cuánto nos va a costar esta nueva ocurrencia bravista.

El otro Bravo, cinturón negro

[caption id="attachment_1386" align="aligncenter" width="600" caption="Fotografía distribuida por el Cabildo con el solemne momento."][/caption]

La política de comunicación del Partido Popular en el Cabildo de Gran Canaria es una absoluta prioridad, como está quedando demostrado con asiduidad. Bueno es que los ciudadanos, a través de los medios de comunicación, conozcamos a qué dedican su tiempo los responsables políticos a los que ponemos al frente de las instituciones, pero hay excesos de comunicación, mayormente destinados a dar brillo al ombligo, que provocan directamente el ridículo. Hoy les acercamos el caso del otro Bravo de Laguna, de nombre Lucas, al que su padre puso como consejero de Deportes de la Corporación con el muy humano propósito de contribuir a labrarle un porvenir en estas lides ante la sospecha de que el chaval puede que no sirva para otra cosa. La nota de prensa, recibida en los medios informativos el viernes, llamaba la atención sobre la entrega al Niño Bravo del cinturón negro honorífico otorgado por la Federación Nacional de Taekwondo en reconocimiento a las ayudas económicas que el Cabildo otorga a este deporte. Nada que objetar al detallazo federativo a un político por cumplir con su obligación, pero sí a esa indisimulable fiebre de los Bravo de salir en la prensa aprovechando la más peregrina excusa. Y a veces sin excusa ninguna, como ha ocurrido con el último pleno del Ayuntamiento de Santa Brígida, del que el Niño sigue siendo alcalde, y donde volvió a protagonizar uno de esos detestables espectáculos de dictadorzuelo de pueblo levitando por encima del bien y del mal que desprecia -por supuesto olímpicamente- los derechos y las críticas de la oposición. Entre los recortes a las actuaciones de los demás y sus amenazas a los concejales desafectos, Lucas Bravo de Laguna pasará a la historia como lo que realmente es, puro e inconsistente humo. Eso sí, ataviado con un cinturón negro honorífico que colgará orgulloso en algún lugar destacado de su despacho para dar miedo.

Carolina Darias, en 'Tiempos Modernos'

El cierre del diario Público, las elecciones de este domingo en Senegal, el recurso de inconstitucionalidad contra la reforma electoral y las novedades en torno a la política energética del Gobierno de España en Canarias serán algunos de los asuntos que abordaremos este lunes en el magazine de la mañana de CANARIAS AHORA RADIO, Tiempos Modernos. La invitada del día será la portavoz socialista en el Cabildo de Gran Canaria, Carolina Darias, que será entrevistada por Carlos Sosa a las 09.30. Antes, pasarán por los micrófonos del programa la redactora de Público Alicia Gutiérrez, que casualmente se encuentra en Palma de Mallorca cubriendo la comparecencia de Iñaki Urdangarín; el periodista José Naranjo, y la número dos del PSOE, Elena Valenciano, entre otros protagonistas de la actualidad. Habrá tertulia política con Víctor Jordán (PP), Augusto Hidalgo (PSOE), Marcial Rodríguez (CC) y Heriberto Dávila (NC). Tiempos Modernos se emite de lunes a viernes entre las 08.00 y las 12.00 a través de Internet y de las siguientes frecuencias: Las Palmas de Gran Canaria (98.2), Santa Cruz de Tenerife (88.5), La Laguna (103.1), Tenerife Norte (101.9), y Tenerife Sur (88.7).

25 febrero, 2012

Buscando a Ponce desesperadamente

Andamos como locos buscando el echadero que están diseñando para José María Ponce, concejal del PP en la oposición aruquense, por indicaciones del señor ministro. No saben dónde colocarlo a la espera de que dimita -o similar- alguno de los diputados que le precedieron en la lista por Las Palmas. Necesita un sueldo acorde con su valía y Cardona y Bravo pueden ser los patronos que lo coloquen. Pero ninguno de los dos sabe qué hacer con él. Por eso este viernes sospechamos que o bien el piloto recala en el Cabildo en ese nuevo puesto de confianza encajado por el PP en los presupuestos, o bien ese director general de Servicios Sociales presupuestado a razón de 55.000 euros por Cardona es el traje a la medida. Por lo que hemos indagado, esta última posibilidad es lejana porque el nuevo cargo que prepara Cardona no tiene más destinatarios que la actual concejala de Asuntos Sociales, Rosa Viera, a la que el alcalde quiere puentear (con ene intercalada) mediante alguien que tenga dos dedos de frente y le evite nuevos disgustos ante tanto disparate. El PP municipal clama por su defenestración desde que el verano pasado se cargó las ayudas a domicilio, no se sabe si porque ella es así o por obediencia debida, pero ha habido que retrasarlo todo por la irrupción estelar del director de Gobierno Claudio guión Alberto Rivero. Ya verán por qué.

Bravo, a bailar a la ITB

El Cabildo de Gran Canaria, con José Miguel Bravo de Laguna, el presidente viajero a la cabeza, ya está preparando otra guerra de guerrillas contra el Gobierno de Canarias con motivo de la próxima feria de Turismo, la Bolsa Internacional de Turismo de Berlín que comienza el próximo 7 de marzo. Parece ser que el Gobierno de Canarias ha decidido cancelar el tradicional encuentro canario - germano que se celebraba cada año en el KaDeWe de Berlín, por austeridad económica. Lo que todos conocemos como la fiesta de Canarias en Berlín este año no se celebrará, tras consulta con las patronales turísticas y empresariales de las Islas, y los patronatos de Turismo. Cuentan en los mentideros que todos estaban de acuerdo en suspenderla, porque no está la vida para fiestas, pero la rumorología sitúa ya al presidente del Cabildo de Gran Canaria, José Miguel Bravo de Laguna, y su flamante consejero de Turismo, Melchor Camón bailando al ritmo del waka waka porque esto es Canarias larala. Cuentan que el sector está indignado, de ser cierto el rumor, de que Gran Canaria se monte su propia fiesta con el dinero de los contribuyentes y elija además para ello el mismo sitio en el que se ha cancelado la de Canarias: el flamante KaDeWe de Berlín. Veremos qué otras perlas nos depara esta feria turística.

Cardona vuelve a avergonzar a los suyos

Juan José Cardona, alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, sigue empeñado en perder oportunidades. Goza de una holgada mayoría absoluta en un partido monolítico donde nadie quiere incordiar, donde el aplauso unánime es la constante, donde todo el mundo está quieto para no salirse de la foto ni del marco. Ha llegado a la alcaldía en un momento difícil, es verdad, y esa dificultad le será tenida siempre en cuenta a la hora de evaluar las promesas económicas incumplidas, los recortes más o menos afortunados, los descartes, las renuncias o la elección del camino más adecuado en cada momento. Solo tiene que centrarse, oír, dialogar, repartir juego y decidir en conciencia. Meterse en líos innecesarios solo va a hacer que se evapore cualquier posibilidad de excusarle por los naturales errores de cualquier político con una pizca de humildad. Y Cardona no hace otra cosa que meterse en líos innecesarios, en mostrar su peor cara política, la de un dirigente crispado, agreste, agresivo y sectario. Este viernes, en el pleno del Ayuntamiento volvió a hacerlo, y ya sonroja a más de uno de los suyos.

En la muerte de 'Público'

No fue suficiente la reacción de una amplia mayoría social, alertada ante los primeros indicios de muerte, para salvar de su desaparición al periódico Público, que si nadie lo remedia desaparecerá de los kioscos este fin de semana al verificar los administradores concursales que su viabilidad es imposible en estos momentos. Es preciso recalcar "en estos momentos" porque Público ha tenido la poca fortuna de salir el mercado en vísperas de la más brutal crisis económica desde el 29 del siglo pasado, además de empeñarse en nacer simultáneamente en la web y en el papel justo cuando se acentuaba la crisis de este soporte por la imparable apoteosis de Internet. Es tradición que en situaciones de crisis económicas, las empresas recortan de inmediato sus inversiones publicitarias, lo que automáticamente deriva en caída de sus ventas y, en los medios informativos, en una debacle que, en el caso del papel, se agudiza por la natural pérdida de venta de ejemplares. Una tormenta perfecta que, en el caso de Público, o de cualquier periódico con una marcada línea editorial de izquierdas, se agrava por la huida de grandes anunciantes, que eligen cabeceras ideológicamente más afines.

24 febrero, 2012

Directora del Gabinete del Director del Gabinete

A ver si se iban a creer ustedes que sólo los periódicos tenemos nuestras meteduras de pata. O los jefes superiores de Policía sus lapsus linguae del tipo "a las barricadas, que vienen los estudiantes". También ese oráculo cuasi infalible que es el Boletín Oficial del Estado tiene sus gazapos, bien por iniciativa propia o porque los aún poco diestros gobernantes (y perdón por lo de diestros) envían los textos sin someterlos a las convenientes correcciones. Así parece natural encontrar resoluciones como la publicada el pasado 17 de enero dando cuenta de un nombramiento que en realidad no sabemos con precisión qué nombramiento es. Si se nombra a la directora del gabinete del director del gabinete, o a la directora del gabinete del secretario de Estado del gabinete. El caso es que la señora en cuestión, Valentina Martínez Ferro, quedó nombrada el 16 con efectos retroactivos al día 6 de enero pasado, festividad de la Epifanía del Señor, o del ya vienen los Reyes, por el arenal.

El alcalde de La Laguna, en Tiempos Modernos

El alcalde de La Laguna, Fernando Clavijo, será el invitado de este viernes en el magazine de la mañana de CANARIAS AHORA RADIO, Tiempos Modernos. Clavijo, miembro de Coalición Canaria desde principios de los 90 en que se incorporó a ATI, es uno de los alcaldes nacionalistas canarios con más proyección y heredero político de la veterana Ana Oramas, que le precedió en el cargo. Al frente de un renovado equipo de jóvenes concejales, el alcalde de La Laguna responderá sobre cuestiones referidas a su ciudad y sobre la política canaria en general. Además de la entrevista del día, que será realizada por Carlos Sosa, Tiempos Modernos abordará asuntos de actualidad como el último informe de Cáritas sobre la extensión de la pobreza en España o la implantación del FIBA EUROPE Techno Centre en la isla de Gran Canaria. Tiempos Modernos se emite de lunes a viernes en CANARIAS AHORA RADIO a través de Internet y por la frecuencia modulada en la 98.2 de Las Palmas de Gran Canaria; 88. 5 en Santa Cruz de Tenerife; 103.1 en La Laguna; 101.9 en el norte de Tenerife y 88.7 en Tenerife-Sur.

Rubio Royo rinde homenaje a Chaparro

Estaba a punto de terminar la entrevista que le hacía este jueves el periodista Carlos Sosa en CANARIAS AHORA RADIO cuando Francisco Rubio Royo pidió la oportunidad de decir una última cosa. Había comentado cosas muy ilusionantes sobre Las Palmas de Gran Canaria, sobre las oportunidades que tiene planteadas ante sí, sobre lo mucho que se puede hacer con muy poco dinero y algo de talento, sobre las condiciones necesarias para que prospere la innovación... Pero no quería abandonar los estudios de la radio sin rendir homenaje público a dos personas con las que compartió muchas horas de conversación y de debate, Domingo González Chaparro y Jacinto Brito González, ambos fallecidos en 2011. El primero, arquitecto, brillante polemista y autor de las iniciativas más audaces de cuantas se les pueda ocurrir a lo largo de una vida a una persona sola. El segundo, economista, dedicó gran parte de su vida profesional a la Universidad, al análisis y a la gestión pública. De hecho falleció cuando se el acababa de renovar al frente de la dirección general de Organización y Nuevas Tecnologías del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria. Ambos hicieron muy buenas aportaciones al Plan Estratégico fruto del programa Proa 2020 y de ellos se acordó muy oportunamente el primer rector de la ULPGC en momentos en que se necesitan muchos talentos para sustituir otras carencias más tangibles.

Política de altura en Lanzarote

Vaya por Dios. El terremoto ha causado pavorosos efectos colaterales que nunca hubiéramos deseado: desde este jueves ha afectado a Rita Martín, flamante concejala de Turismo del Ayuntamiento de Teguise, municipio al que se ha extendido como un reguero de pólvora la crisis entre Coalición Canaria y el Partido Popular en Lanzarote. Los ciudadanos han perdido la capacidad de asombro y asisten indiferentes al enésimo enfrentamiento entre compañeros de viaje que hasta ahora habían guardado las formas de manera muy civilizada y que, sin que se acabaran de firmar los decretos de cese, han hecho aflorar debilidades matrimoniales llamativamente graves. Por ejemplo, por el nuevo hombre fuerte socialista en el Cabildo de Lanzarote hemos sabido que la presidenta del PP, ya a la desesperada, le llegó a ofrecer la presidencia de la Corporación con tal de que el PSOE dejara en la estacada al presidente Pedro San Ginés, que en aquel preciso instante ofrecía una conferencia de prensa para dar a conocer los decretos de destitución de los consejeros conservadores. La lideresa pepera, Astrid Pérez, que no se ha quedado callada tampoco, ha acusado al PSOE de haberle tentado con traicionar al nacionalista ofreciéndole a ella la presidencia de la Corporación, y ha añadido, "si algo nos honra es no haber sucumbido a las propuestas del PSOE". No está mal la honrilla, teniendo en cuenta su postrera oferta a los socialistas. ¿Y ha añadido algo a tan elevado debate el presidente del Cabildo? Por supuesto, Pedro San Ginés ha completado el cuadro con una afirmación fascinante: "Ese pacto ha sido un auténtico suplicio".

Nos salió viajero Bravo

No para la pata quieto el presidente del Cabildo de Gran Canaria, seguramente porque se fía de que todas las cabras están a buen recaudo en Bravo Murillo y la moción de censura completamente descartada por imperativo legal. La verdad es que no nos hemos puesto a llevarle la cuenta viajera a José Miguel Bravo de Laguna, pero por las referencias que hemos podido encontrar a vuelapluma, este jueves ha realizado su segunda visita oficial al extranjero, y en ambos casos sin necesidad ninguna. Siempre ajustando los viajes al máximo a su cercanía al fin de semana, Bravo y su staff acudieron este jueves a la ciudad de Manchester para renovar el contrato que la anterior Corporación firmó con el futbolista David Silva como embajador turístico de Gran Canaria, una iniciativa muy destacable que no requiere sin embargo que se desplace hasta el Reino Unido una expedición de media docena de personas con todos los gastos pagados. Comprendemos que la tentación puede ser grande, pero si el deseo de los viajeros es aprovechar y pasar allí el fin de semana, han de recordar que a partir de la mañana de este viernes, todos los gastos han de correr por su cuenta. No vaya a ocurrir como el último viaje del presidente del Cabildo a Alemania, que se inició un viernes con el fin de acudir el lunes al concierto inaugural de la gira por esa república de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. Otra presencia presidencial que era claramente prescindible, y nada decimos de tan numerosa guardia pretoriana que siempre le acompaña que se lo pasó pipa cuatro días a cuenta del sufrido contribuyente grancanario.

23 febrero, 2012

Sueltan el nombre de Ángel Llanos

Por si era poca la faena para Cristina Tavío con tratar de contener la incontrolable crecida de Antonio Alarcó, van algunos de sus correligionarios y proponen que sea Ángel Llanos quien lidere una plancha alternativa a la oficial para dirigir el PP en La Laguna. La conmoción ha sido tal que, sin ni siquiera esperar por la confirmación, la presidenta insular se lanzó a colocar sus contra medidas. Lo hizo en vísperas del 17 Congreso Nacional tratando de dividir a las históricas fuerzas con las que teóricamente contaría el ex concejal de Santa Cruz y ex mano derecha de Soria ante un eventual regreso a las luchas intestinas. Tavío impidió que la gestora que desde hace tres años dirige el partido en La Laguna votara la elección de compromisarios al congreso y, previa dimisión voluntaria de dos de los llamados para la gloria, coló para Sevilla a dosllanistas teóricamente reconocidos, Rafael Becerra y Juan Martínez Torvisco. A ambos, cómo no, les acompañó esa honrosa invitación con la de nuevas promesas de cargos públicos cuando se tercie, siempre y cuando jueguen p'al pie y eviten la tentación de respaldar una hipotética candidatura de Llanos. Lo malo es que hay determinadas promesas de Cristina Tavío que no son tenidas en consideración por sus destinatarios. No ya porque saben de la escasa capacidad de maniobra que le queda en estos momentos a la presidenta insular, sino porque ya han sido protagonistas y/o testigos privilegiados de algunos de sus engaños.

Después de Lanzarote, La Palma, y luego...

Después de Lanzarote, o casi, casi en paralelo, se abrirán crisis de gobierno en la isla de La Palma, donde los socialistas locales empiezan a entender, con dolor de corazón y propósito de la enmienda, los motivos por los que la dirección regional y federal de su partido les instaba con firmeza a que no pactaran con el Partido Popular. El subidón de poder que protagonizan los populares en toda España tras su arrolladora victoria del 20-N no ha sido disimulado por los conservadores canarios, que allí donde gobiernan hacen valer ese tonito que tanto irrita a sus socios. Si todo sale como han pactado José Miguel Pérez y Paulino Rivero y se activan las terminales de CC y PSOE en cada isla, veremos recomponerse mayorías entre socialistas y nacionalistas allí donde hubo tanta revancha en mayo pasado. Ya han empezado a cundir los nervios en el PP en plazas tan señeras como el Cabildo de Gran Canaria o el Ayuntamiento de Telde, sin que precisamente sean esas mayorías las que más peligren. En la primera corporación de la isla, el CCN se ha apresurado a jurar fidelidad eterna a José Miguel Bravo de Laguna, como si alguien dudara a estas alturas que el empleo de un tránsfuga no blindó legalmente la posibilidad de una moción de censura para lo que queda de mandato. Pero Nacho González necesitaba lanzar esa muestra de lealtad inquebrantable a Soria para de alguna manera sanarle el escozor que le tiene que haber producido comprobar que la inestabilidad que anda pregonando por todas las esquinas (incluidos algunos despachos de la calle Génova) sólo existía en su mente calenturienta.

21 febrero, 2012

Solo en la cabeza de Soria

Manuel Fernández, secretario general del PP canario, llevaba en la Junta Directiva Nacional varios mandatos, muchos. Dicen los que le conocen de cerca que "movía cielo y tierra" por repetir cada vez que tocaba. Por eso a todos ha extrañado su exclusión, que él explicaba este lunes en la prensa alegando que no tenía mayor importancia, que ese órgano en realidad no sirve para nada, que se reune un par de veces al año y que con la inmensa cantidad de senadores y diputados del PP que hay, Canarias está hiper mega representada. Sí, Manolo, le repetían algunos, pero ya no estás tú. Sin embargo, no es esa ausencia lo que verdaderamente tiene importancia, sino descifrar si el desaire ha de tener efectos en el PP canario, si eso ha de suponer, combinado con el éxito de Cristina Tavío en sus gestiones por permanecer, que Soria ha cambiado de equipo médico habitual. Nadie, absolutamente nadie, se atreve a hacer un pronóstico. "Todo está en la cabeza de Soria", que lo irá trasluciendo a medida que se acerquen las citas congresuales canarias, la más cercana, el Congreso Regional, inicialmente previsto para abril. ¿Y Antonio Alarcó? Sigue siendo un valor en alza, sostienen todos, pero "también le venía bien una cura de humildad" después de tantos gestos dadivosos del líder, que le ha permitido de todo en el propósito de humillar a Cristina Tavío ante los suyos.

Muerte del WOMAD

La tarde-noche del lunes todavía estaban en el PP canario, especialmente en el tinerfeño, sacando cuentas de lo ocurrido este pasado fin de semana en el Congreso Nacional del PP, el decimoséptimo de esta era. Pocos encontraban encaje razonable a las decisiones como el apartamiento de Manuel Fernández, mano y ojito derechos de José Manuel Soria, de la Junta Nacional; la confirmación en el Comité Ejecutivo de Cristina Tavío, caída en desgracia en beneficio de Antonio Alarcó, que no pescó más de lo que ya tenía, o la sorprendente (luego resultó ser una confusión de acentos) reaparición estelar de José Macías en los órganos nacionales de tanto glamour. Hemos escuchado a unos y a otros y podemos irles aclarando algunas cosas. Empecemos por el pobre Pepe Macías, al que sin querer metimos en un susto la mañana de este lunes cuando lo telefoneamos para entrevistarlo por su sorprendente ascenso al Comité Ejecutivo Nacional. Entre perplejo e incómodo, nos aseguró que él no era ese José Macías que mencionó Mariano Rajoy cuando propuso al plenario su lista de cargos orgánicos. Nos lo habían confirmado desde Sevilla asistentes al congreso, hasta que este mismo lunes nos aclararon el entuerto. El José Macías es, en realidad, José Maciá, un dirigente catalán que sí había dado sus correspondientes codazos para estar entre los elegidos. Nuestro seguro senador, Pepe Macías, hace tiempo que se apartó, molesto y dolido, exactamente desde que Soria lo obligó a dejar el Senado para dar paso a Borja Benítez de Lugo.

Unos que vienen y otros que se van

La tarde-noche del lunes todavía estaban en el PP canario, especialmente en el tinerfeño, sacando cuentas de lo ocurrido este pasado fin de semana en el Congreso Nacional del PP, el decimoséptimo de esta era. Pocos encontraban encaje razonable a las decisiones como el apartamiento de Manuel Fernández, mano y ojito derechos de José Manuel Soria, de la Junta Nacional; la confirmación en el Comité Ejecutivo de Cristina Tavío, caída en desgracia en beneficio de Antonio Alarcó, que no pescó más de lo que ya tenía, o la sorprendente (luego resultó ser una confusión de acentos) reaparición estelar de José Macías en los órganos nacionales de tanto glamour. Hemos escuchado a unos y a otros y podemos irles aclarando algunas cosas. Empecemos por el pobre Pepe Macías, al que sin querer metimos en un susto la mañana de este lunes cuando lo telefoneamos para entrevistarlo por su sorprendente ascenso al Comité Ejecutivo Nacional. Entre perplejo e incómodo, nos aseguró que él no era ese José Macías que mencionó Mariano Rajoy cuando propuso al plenario su lista de cargos orgánicos. Nos lo habían confirmado desde Sevilla asistentes al congreso, hasta que este mismo lunes nos aclararon el entuerto. El José Macías es, en realidad, José Maciá, un dirigente catalán que sí había dado sus correspondientes codazos para estar entre los elegidos. Nuestro seguro senador, Pepe Macías, hace tiempo que se apartó, molesto y dolido, exactamente desde que Soria lo obligó a dejar el Senado para dar paso a Borja Benítez de Lugo.

Mogán no sabe qué hacer con sus cuentas

Curioso, cuanto menos. Una ristra de administraciones públicas "de segunda división" [o tercera, aplicando la terminología de Miguel Cabrera Pérez-Camacho] no ha decidido aún cuadrar sus presupuestos anuales a la espera de que Don Mariano diga "esta pasta es mía" y anuncie, urbi et orbi, los Presupuestos Generales del Estado Intervenido por el Mercado, pero en una de esas administraciones de cuarta categoría [siguiendo el escalafón descendente del portavoz del PP en el Parlamento regional], el gobierno del PP no sabe cómo manejar sus cuentas por un agujero de 4,2 millones de euros. Sí, cierto, se trata del Ayuntamiento de Mogán, ese portento de corporación de significado peso turístico en el PIB canario que no levanta cabeza ni aunque se mire para otro lado de la Super al Juzgado. Las últimas noticias que nos llegan del otrora paraíso de gondoleros es que la Hacienda municipal no mueve ficha para cuadrar cuantas por la papa caliente de la condena del Supremo por una expropiación mal hecha. El grupo de Paco González ha llegado a ofertar, ahora, terrenos, a los afectados, que hartos de tanto desdén pasan y esperan sentados. El sábado 25 vence el plazo voluntario de pago antes de poner en marcha el demonio de ejecución de sentencia, que se lleva por delante todo lo que haga falta...