Páginas

08 enero, 2012

José Esteban pide venganza a José Manuel

El dueño de El Día abandona el soberanismo para dar paso al "orden natural de las cosas"

Se acabó el libertinaje, Sodoma y Gomorra, la chicha y la limoná, el ataque a las esencias más puras de la reserva espiritual de occidente. ¡Que vuelvan los nuestros! ¡A mí la legión! El propietario, editor, director y alma mater del periódico El Díaabandonó este primer sábado de 2012 el soberanismo y la proclamación de la República Independiente de Canarias (RIC) para reclamar del nuevo poder central y españolista mano dura con los infieles y con los descamisados que durante estos últimos ocho años han osado tutear a lo más noble de la clase dirigente canaria. En un editorial cuyo título ya lo sugería todo ("Hora de hacer limpieza en los entresijos del poder"), José Esteban Rodríguez  Ramírez recordaba que "en España y en Canarias se han puesto patas arriba muchas cosas que ahora habrá que reponer tal como siempre han sido. Y una de esas cosas es la ley, tanto su administración como los métodos para hacerla respetar. Ahora, el PP tiene la ocasión -y el deber- de restaurar tanto deterioro y descrédito de los poderes públicos". Es evidente que el más dicharachero editorialista de este lado del Atlántico se quería referir al caso de Las Teresitas y a lo injusto que ha sido someter a la "pena de telediario" -concepto recurrentemente empleado por José Manuel Soria- a ilustres imputados de la oligarquía tinerfeña. La frase lapidaria de este sábado fue de traca: "Creemos que ha llegado el momento de restablecer el orden natural de las cosas, alterado por siete años de zapaterismo".



Que Soria "ponga a algunos en su sitio"

La verdad es que nos ha dejado impactado eso del "orden natural de las cosas", que hemos de interpretar, conociendo como conocemos a los personajes en presencia, tanto los proponentes como los expectantes, que don Pepito está pidiendo que regrese la mamandurria sin castigo, el coge el dinero y corre, la corrupción más rampante y el silencio cómplice de instituciones y medios de comunicación para mejor alimentar la ignorancia del público municipal y espeso. La vuelta a ese "orden natural" debería ir acompañado, según leemos en el mismo editorial de este sábado, por una acción muy concreta del ministro de Industria, que no de Interior: "No hablamos de que Soria, ahora ministro en el Gobierno de Rajoy, se tome la revancha por la persecución de la que ha sido objeto en las últimas legislaturas, no. Pero sí de que, conociendo como conoce los entresijos de la Administración canaria, con personas de su confianza en las delegaciones del Gobierno central, que son quienes tienen la responsabilidad de las fuerzas de seguridad, ponga a algunos en su sitio y haga una limpieza de elementos perturbadores de la paz y la armonía sociales". O sea, que se preparen (nos preparemos) los que han denunciado, investigado, perseguido y publicado los casos de corrupción en los que se han visto inmersos los que todos sabemos y los demás se imaginan. No falta en el editorial pepitiano un recadito para Paulino Rivero. El dueño de El Día pide a Soria que ya metido en faena, también haría bien en "poner firmes a algunos que se creen virreyes coloniales y que abusan de su posición. Para ellos, también hace falta una acción ejemplarizante". No desprecien el lenguaje: orden natural, poner en su sitio, limpieza de elementos perturbadores, paz y armonía sociales, poner firmes, acción ejemplarizante... O sea, la vuelta del tribunal de orden público.

El abogado de Zerolo, algo más prudente

En la misma línea de la campaña de lavado de imagen de los imputados de Las Teresitas pero mucho más prudente que los que hablan de elementos indeseables o de regreso a la Ley de Vagos y Maleantes, el abogado José Manuel Niederleytner ha roto su silencio para anunciar que está estudiando "acciones legales" contra "las personas que han promovido estas acusaciones para perjudicar la imagen de Miguel Zerolo y de otras personas de Tenerife". El defensor del ex alcalde de Santa Cruz de Tenerife, hoy senador del Reino, hizo esas declaraciones hace unos días a Desiré Hernández, de Las Mañanas de Cuatro, que se hizo eco del enriquecimiento llamativo del principal encartado en el caso de Las Teresitasdespués de que la revista Interviú publicara un duro reportaje sobre las acciones en minas que tiene Zerolo a lo largo y ancho de este mundo así como de sus propiedades y su capacidad para gastar a espuertas sin tocar un mísero euro de sus cuentas corrientes. Para Niederleytner, ni los coches de Zerolo son artículos de lujo ni hizo tantos viajes como se ha querido informar ya que "la mayoría de ellos fueron oficiales" y "hasta pocos fueron". Respecto a sus éxitos en la Lotería, el letrado de Zerolo aseguró que todo fue limpio. Discrepamos en su afirmación de que "el delito de cohecho está totalmente sobreseído" porque, si no estamos en un error, se trata de un sobreseimiento provisional que va a ser recurrido ante el Supremo, donde el ex alcalde tiene ahora residenciado su aforamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada