Páginas

08 enero, 2012

'Tiempos Modernos' en CANARIAS AHORA RADIO

Charles Chaplin llamó Tiempos Modernos a su película de 1936 en la que hacía un relato muy particular sobre las derivaciones industriales y humanas del crack del 29. Su sucesor en el tiempo, el crack del siglo XXI, nos ha llevado a todos a convivir con nuevas realidades y no pocos agobios y disgustos. En homenaje a la intencionalidad de Chaplin y a los tiempos que vivimos, así se llamará el programa que este lunes, 9 de enero, estrenamos en CANARIAS AHORA RADIO. Será desde las ocho de la mañana, con un equipo dirigido por Carlos Sosa que cuenta con profesionales valientes y entregados como Thalía Rodríguez, Laura Gallego y Carlos Pérez Siota. En el estreno abordaremos los preparativos para el congreso federal del PSOE, con Juan Fernando López Aguilar y José Miguel Pérez, que será nuestro invitado del día. Pero hablaremos también de la primera remodelación del alcalde Cardona, de los recortes sociales en la Vega de San Mateo, de la subida del agua en Santa Cruz de Tenerife... Habrá tertulia política y todos los condimentos para un buen magazine de mañana en Canarias. Nos pueden seguir en Las Palmas de Gran Canaria (98.2), en Santa Cruz de Tenerife (88.5) y en La Laguna (103.1), o a través de Internet en www.canariasahoraradio.com.

Aprovechando que Zarrías pasó por el Guiniguada

Nadie proclama su candidato, pero todos lo dan por sabido

Por fin se anima y de lo lindo el debate orgánico en el Partido Socialista Canario, sometido a sordina desde que una buena parte de la dirigencia optara por dar una patada hacia adelante al balón y remitir cualquier cosa parecida a la autocrítica al congreso regional que, DM, habrá de celebrarse casi llegando el verano. La visita el miércoles de Gaspar Zarrías al archipiélago y especialmente su almuerzo con destacados dirigentes en el restaurante Casa Montesdeoca, del barrio de Vegueta, a orillas del mismísimo Guiniguada, ha abierto el melón a través del cual se van a dilucidar muchas más cosas que el apoyo que cada uno pueda prestar a Pérez Rubalcaba o a Carme Chacón. O a la tercera vía, si apareciera o apareciese desde Euskadi. Participaron en aquel almuerzo José Miguel Pérez, Paco Spínola, Manuel Fajardo, Carolina Darias, José Alcaraz, Sebastián Franquis, Emilio Mayoral, Julio Cruz, Casimiro Curbelo y Domingo Fuentes, entre otros, y si bien parece cierto que allí no se recabó el apoyo explícito a Alfredo Pérez Rubalcaba, la militancia ha interpretado que el propósito de Zarrías era ese y no otro. Es evidente, sin embargo, que tras ese encuentro a cada oveja se le ha adjudicado su pareja, y si José Miguel Pérez no se pronunciará en un intento no sabemos si baldío de mantener la neutralidad, la mayoría de los presentes consideran que aún no es el momento de la ex ministra de Defensa. Blanco y en botella. Y perdón por lo de botella. Y por lo de blanco, qué desgraciada expresión.

José Esteban pide venganza a José Manuel

El dueño de El Día abandona el soberanismo para dar paso al "orden natural de las cosas"

Se acabó el libertinaje, Sodoma y Gomorra, la chicha y la limoná, el ataque a las esencias más puras de la reserva espiritual de occidente. ¡Que vuelvan los nuestros! ¡A mí la legión! El propietario, editor, director y alma mater del periódico El Díaabandonó este primer sábado de 2012 el soberanismo y la proclamación de la República Independiente de Canarias (RIC) para reclamar del nuevo poder central y españolista mano dura con los infieles y con los descamisados que durante estos últimos ocho años han osado tutear a lo más noble de la clase dirigente canaria. En un editorial cuyo título ya lo sugería todo ("Hora de hacer limpieza en los entresijos del poder"), José Esteban Rodríguez  Ramírez recordaba que "en España y en Canarias se han puesto patas arriba muchas cosas que ahora habrá que reponer tal como siempre han sido. Y una de esas cosas es la ley, tanto su administración como los métodos para hacerla respetar. Ahora, el PP tiene la ocasión -y el deber- de restaurar tanto deterioro y descrédito de los poderes públicos". Es evidente que el más dicharachero editorialista de este lado del Atlántico se quería referir al caso de Las Teresitas y a lo injusto que ha sido someter a la "pena de telediario" -concepto recurrentemente empleado por José Manuel Soria- a ilustres imputados de la oligarquía tinerfeña. La frase lapidaria de este sábado fue de traca: "Creemos que ha llegado el momento de restablecer el orden natural de las cosas, alterado por siete años de zapaterismo".

06 enero, 2012

Dicho en sede judicial en mayo de 2009

Las contradicciones del comportamiento de Soria con las decisiones del Gobierno del que ahora forma parte son cada día más clamorosas. Este viernes coincidieron dos asuntos de vital importancia y connotaciones sorianas, la fiscalización previa de los presupuestos de las Comunidades Autónomas y la regulación del pago en metálico a partir de determinadas cantidades con el fin de luchar contra el fraude y la economía sumergida. Ya les hemos contado aquí cómo fue Soria quien, siendo consejero de Hacienda de Canarias, se cargó el control previo del gasto para aplicar una peligrosa y nociva suerte de fiscalizaciones aleatorias que, en el caso de detectar irregularidades, no servían absolutamente para nada. Que era de lo que se trataba. Releyendo este mismo jueves la segunda declaración de Soria ante la juez Margarita Varona, que lo investigó durante nueve meses para concluir que no cometió delito de cohecho impropio por el viaje del salmón y sus relaciones con el empresario Björn Lyng, hemos recordado aquella elocuente y peregrina versión sobre del pago en metálico de sus vacaciones en el lujoso complejo del empresario noruego: "Preguntado por la factura de 2004 por importe de 4,286,43, [Soria] manifiesta que hizo el pago en efectivo y que los importes que paga en efectivo se obtienen del cobro de dietas que cobra el declarante en efectivo o en talón, o bien los honorarios profesionales de su esposa, o por reintegros en cajeros automáticos..." Desgraciadamente, la Policía no encontró ni una sola pista que aclarara de dónde sacaba el señor ministro tanta cantidad de dinero en metálico. La juez aplicó la teoría de, en caso de duda, en favor del aforado.

110.000 euros a la radio del Niño Bravo

Nuevo gesto democrático y sandunguero del alcalde de Santa Brígida en funciones, Lucas Bravo de Laguna, muy ensimismado en sus trabajos urbanísticos y deportivos del Cabildo de Gran Canaria, donde gobierna su señor padre con apariencia de demócrata y estilo de dictadorzuelo. Después de ruborizar a su equipo de gobierno con su decisión franquista de multar a los miembros del 11-M por supuestamente empapelar la villa buscando al regidor municipal, Lucas Bravo de Laguna nos ha salido con nuevas decisiones que dejan a Mariano Rajoy a la altura del más principiante de los becarios. Quiere el niño que los trabajadores cobren menos, que los animales domésticos acaben muertos en las cunetas del municipio (ha retirado toda ayuda a la perrera municipal) pero que, sobre todo, que se mantengan las emisiones de una radio privada que explota el Ayuntamiento. Para esos menesteres no existe la crisis económica y se mantienen para la emisora del régimen 110.000 euros de inversión publicitaria este año que ahora comienza.

Soria, contrario a sus propios acuerdos

Nuevo Consejo de Ministros del Gobierno del Reino de España y nuevo sapo que se tiene que tragar nuestro hombre en La Moncloa, José Manuel Soria. La vicepresidenta y mano derecha de Mariano Rajoy, que  por cierto, continúa desaparecido, anunció este viernes que ese mismo Gobierno piensa regular por ley el pago de determinadas cantidades de dinero en billetes o monedas de curso legal, es decir, en metálico. Con esa medida, de la que este jueves se desconocían los detalles más significativos, el Gobierno conservador pretende luchar contra el fraude y la economía sumergida, intención que a las pocas horas fue cruelmente ridiculizada por los expertos en la materia. A nosotros, de común sibilinos, nos llamó mucho la atención la medida porque nos vino a recordar, no sabemos por qué, a José Manuel Soria, que fue capaz de declarar ante una magistrada del TSJC que él se pagaba sus vacaciones al precio que le decían en Anfi del Mar, y que esos pagos los realizaba siempre en metálico, con dinero que llevaba encima para estos menesteres. La juez se lo tragó a pesar de que el hoy ministro aseguraba que era frecuente en él llevar más de 4.000 euros en el bolsillo de sus pantalones bermudas de sport fino.

05 enero, 2012

Soria supera a De Guindos en patinazos

La prudencia sigue sin adornar a nuestro ministro canario, por más que acumule sobre sus espaldas unos cuantos lustros de experiencia y de sabiduría política, con sus resbalones correspondientes. Sus primeras decisiones y sus solemnes anuncios se han tropezado, casi en su totalidad, con airadas respuestas por parte de la prensa especializada y por los sectores sobre los que José Manuel Soria tiene competencia directa. Vaya por delante que le felicitamos por haberse retractado de su anuncio de que iba a cargarse las bonificaciones a las tasas aéreas a las compañías que implantan nuevas rutas con Canarias, una de las ventajas que han supuesto ese récord turístico que está permitiendo un leve crecimiento económico en el Archipiélago. Pero sus decisiones sobre el cementerio atómico o sobre la moratoria a la central de Garoña ya ha tenido amplia y dura contestación, y no solamente entre los sectores anti nucleares, sino también entre los que cruzan datos del déficit tarifario eléctrico con las compensaciones a las eléctricas y el déficit que generan los sistemas eléctricos insulares, como es el caso de Canarias. En una decisión puramente económica, el Gobierno ha ampliado la vida de Garoña hasta 2019 para exigirle a Endesa e Iberdrola que no aprieten con el déficit tarifario, que Soria ha incrementado en dos millones de euros respecto a lo anunciado por el gobierno socialista. De nada vale que el reactor de la central sea gemelo de los de Fukushima, todo sea por el déficit. De Guindos y Soria compiten en popularidad.

"Dolorosos" cambios en el concurso de radios

La inquietud y la esperanza, seguramente a partes iguales, se ha instalado estos días entre las empresas concursantes a la asignación de frecuencias lanzada hace más de un año por el Gobierno de Canarias. Inquietud entre las que obtuvieron en la pre adjudicación del pasado mes de junio de 2011 sus frecuencias, y esperanza entre las que se quedaron sin esa herramienta imprescindible para poder continuar ejerciendo su labor o instalarse en Canarias para ejercerla. Según la empresa Gestión y Control de las Ondas, (GCO), la Mesa de Contratación ha revisado oferta por oferta la puntuación otorgada en su día y ha corregido algunas adjudicaciones, lo que significa que algunas de las empresas con concesión provisional podrían perderla en favor de otras, que son a las que situamos en estado de esperanza del que hablábamos al principio. Algunas de las que se encuentran en ese trance han empezado ya a recibir del Gobierno escritos solicitándoles certificaciones de estar al corriente del pago de tributos, lo que automáticamente debería ir acompañado de notificaciones a los concursantes que han perdido su adjudicación. No tenemos ni un solo nombre que ofrecerles, pero de momento Radio El Día no ha sido notificada. Algunos de los cambios ya han sido calificados por los funcionarios como "dolorosos".

La revista del ''GAL canario'', en un brete

Es lo que tiene el periodismo creativo. La empresa editora de la revista Época, el Grupo Intereconomía, y el que fuera director de esa publicación, Carlos Dávila, hoy responsable de La Gaceta (y cierra España), se enfrentan a duras peticiones de condena por haber publicado en 2008 que Jaime de Marichalar, ex esposo de la infanta Elena, era "consumidor ocasional de cocaína". Las cuatro palabrejas formaron parte del titular de portada de la revista Época, esa que el PP canario, a través de la Consejería de Turismo, tanto financió para que pudiera publicar en 2009 aquella gloriosa portada con el célebre titular de "Un GAL sin crímenes en Canarias" basado en lo que dimos en llamar el Soriagate: unas conversaciones grabadas furtivamente por el hoy ministro de Industria a un testigo de un caso de corrupción del PP al que consiguieron sonsacar que había sido casi obligado por la Policía a delatar a las cándidas almas de ese partido, procesados actualmente dentro delcaso Faycán / Grupo Europa. Carlos Dávila y la delegada de Intereconomía en Valencia, María Eugenia Viñes, se enfrentan a una petición de dos años de prisión y a una indemnización para el ex duque de Lugo de más de un millón de euros. Veremos con qué mecanismos consigue el PP financiar estas andanzas de uno de sus grupos cavernícolas de referencia, donde José Manuel Soria ha tenido noches de gloria con las dos orejas y el rabo del toro que cada noche echan a la arena.

Un delator del PP vasco, nuevo delegado del gobierno

Continúa la cascada de nombramientos del Partido Popular en los distintos destinos de la Administración del Estado. Este jueves será nombrado delegado del Gobierno en Euskadi el parlamentario popular en la cámara vasca Carlos Urquijo, que durante un corto periodo de tiempo ocupó igual cargo en 2003, durante el último Ejecutivo de Aznar. Al contrario de otros nombramientos, donde ha primado la búsqueda de personas con un perfil moderado, como es el caso de Mari Carmen Hernández Bento en Canarias, el PP ha elegido para Euskadi a un personaje un tanto histriónico. Efectivamente, Urquijo ha pasado a los anales del parlamentarismo vasco por su penosa intervención en un pleno parlamentario de 2008 en el que reveló la dirección exacta de una casa que ocupaban en Bruselas ertzainas destinados a la delegación de la Comunidad Autónoma en la capital europea. Teórico portavoz en materia de Interior, es decir, de seguridad y antiterrorismo, al señor Urquijo no se le ocurrió mejor cosa que criticar los dispendios económicos del Gobierno vasco ofreciendo públicamente un dato sagrado, la dirección de agentes policiales, objetivo número uno de la banda terrorista ETA. Y todo por 1.800 euros al mes. Hacemos fervientes votos por que observe un comportamiento más prudente en su nuevo destino político.

04 enero, 2012

Se pierden opciones informativas

Leer las explicaciones ofrecidas este martes por los responsables del diario Público, con su director al frente, y su análisis somero sobre el panorama mediático español, nos ha sonado muy familiar en CANARIAS AHORA. Desde sus orígenes en 2000, nuestro periódico y nuestra emisora, CANARIAS AHORA RADIO (nacida en 2004), han estado sometidos a duras vicisitudes económicas fruto de su crítica línea editorial siempre ajena a las componendas y a los enjuagues que tradicionalmente se celebran en determinadas esferas del poder canario. El respaldo de un pequeño grupo de accionistas, cuya identidad siempre tratamos de mantener en la discreción por miedo a las represalias que finalmente terminaron sufriendo, nos permitió aguantar con cierta comodidad hasta agosto de 2008, fecha en que nos abandonó el último inversor que quiso seguirse jugando los cuartos hasta el final. Para entonces ya se había detectado la profunda crisis económica en la que todos estamos ahora enfrascados, y nuestros accionistas optaron por salvar sus propias empresas y abandonar, en una decisión absolutamente respetable, este proyecto a su suerte. Desde entonces, todo ha quedado en las manos exclusivas de los trabajadores de esta casa, que a base de muchos sacrificios económicos, personales y familiares, han sabido aguantar hasta estos mismos momentos. Nos resistimos a dar la razón a los que siempre nos han aconsejado adaptarnos al sistema mediático, político y empresarial que impera en Canarias, y no por tozudez sino porque aún creemos que tenemos la obligación del compromiso del que hablaba Kapuscinski: "El verdadero periodismo es intencional, a saber: aquel que se fija un objetivo y que intenta provocar algún tipo de cambio. No hay otro periodismo posible".

En las barbas de 'Público'

El mundo de la comunicación, en su más amplia concepción, sufrió este martes una fortísima conmoción al conocer, o mejor, al confirmar, la dramática situación económica que atraviesa la empresa editora del diario Público, de Mediapubli, que decidió presentar ante la jurisdicción mercantil concurso de acreedores, lo que antiguamente se conocía como suspensión de pagos. Y decimos conformación y no sorpresa porque a pocos interesados por el pálpito periodístico de este país se le pueden haber escapado las dificultades que atraviesan por lo general las empresas editoras, particularmente las que escogen el camino más arriesgado, el del compromiso con sus lectores por encima de la entrega a intereses ideológicos, partidistas o económicos concretos. Es evidente que la línea editorial e informativa de Público constituye una clara apuesta por una visión progresista y de izquierdas de la realidad española, fuertemente crítica con las más rancias corrientes neoliberales que se afianzan en toda Europa y en posición de alerta y de defensa del estado del bienestar y de las conquistas sociales y los derechos cívicos. Sin embargo, según sus rectores, su fracaso económico parece responder más a la crisis global y a la crisis de los medios de comunicación que a un fracaso en la elección de su línea editorial e informativa, pero a nadie se le puede escapar un dato relevante: son los medios progresistas y los que optan por una concepción más plural del periodismo los más vulnerables. La derecha protege mejor a sus voceros, lo que es compatible con la adaptación de la mayoría de los voceros a los entornos de derecha.

03 enero, 2012

Dos estudios de impacto y un plan territorial

Resulta cuanto menos llamativo contemplar la impostura del ministro Soria, que este lunes también fue noticia por su contundente apuesta por la energía nuclear y por la reacción de los expertos ante su manifiesta ignorancia sobre algunas cuestiones. Su anuncio sobre el gas en Canarias puede resultar esperanzador para los que apuestan firmemente por la necesidad de que ese combustible conviva unas décadas con el fuel en las centrales térmicas de las islas, a la vez que resultará una amenaza para los que conocen la capacidad del presidente del PP canario para tomar los atajos más arriesgados con tal de conseguir sus propósitos. Pretender que en tres meses se desbloqueen los dos estudios de impacto ambiental (uno para la ampliación del puerto de Arinaga y el otro para la propia planta) que están durmiendo el sueño de los justos en su ministerio puede ser un objetivo alcanzable. Pero no lo será tanto que el Cabildo de Gran Canaria pueda acabar antes de un año el plan territorial especial que requiere la instalación de una central regasificadora en cualquier punto de la isla, incluido el soñado islote frente a la central térmica de Juan Grande. Y no porque la corporación haya estado estos últimos años mirando para los celajes, sino porque el Gobierno de Canarias, siendo su vicepresidente el mismísimo Soria, se subrogó en esas competencias para no hacer absolutamente nada. Ahora, cuatro años después, con el PP en el Cabildo, una consejera socialista, Margarita Ramos, se las ha devuelto para que actúe en consecuencia.

Cardona entrega la cabeza de Sabroso

Tampoco Juan José Cardona ha podido con los sindicatos de la Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria, y a tan solo seis meses de tomar posesión de la alcaldía con una cómoda mayoría absoluta, les ha entregado la cabeza del concejal Ángel Sabroso. La excusa ha sido perfecta, la salida del Ayuntamiento de la que era hasta ahora su supuesta mano derecha, Mari Carmen Hernández Bento, colocada en la lista por José Manuel Soria para comprobar cuanto era de fiable la lealtad prometida por Cardona tras sus mutuas desavenencias de la etapa en el Cabildo de Gran Canaria (2003-2007). Debe haber superado con nota la prueba el alcalde de la capital porque la remodelación anunciada este lunes parece confirmar que se ha hecho con el control de la situación. No es cierto, y lo lamentamos por nosotros mismos que titulamos así, que el concejal Sabroso se haya convertido en el hombre fuerte del consistorio. Más parece que esa figura la encarne desde ahora a la perfección un personaje escasamente conocido, Claudio-Alberto Rivero, que ha pasado a convertirse en director de gobierno de Presidencia, Recursos Humanos, Organización y Seguridad, o sea, en el nuevo jefe político de la Policía Local en sustitución de Sabroso, que ha tirado la toalla. También gana competencias Martín Muñoz, que acumula a sus tareas de Aguas y Vivienda nada menos que el Urbanismo de la ciudad, la concejalía más deseada y también la más conflictiva dados los intereses en presencia tanto dentro como fuera de las oficinas municipales, donde continúan campando a sus anchas algunos funcionarios muy reputados.

Échale un añito

Apoteosis soriana la de este lunes en Las Palmas de Gran Canaria ante la primera "visita oficial" del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, a la ciudad de la que es vecino. El PP estaba revolucionado, nadie quería perderse tal acontecimiento, que tuvo su culmen en la toma de posesión de la nueva delegada del Gobierno, Mari Carmen Hernández Bento. Soria ha colocado en la Plaza de la Feria a una mujer de su máxima confianza, que lo ha sido especialmente en esta última etapa tras la caída en desgracia del que fuera su primera mano derecha (izquierda y de centro), Larry Álvarez. Nada especialmente reseñable de la toma de posesión de la nueva delegada, que en sus modales en nada recuerda los aspavientos tan poco democráticos a los que es tan dado su líder. Como es habitual, llenazo en el salón dorado del viejo palacete y anuncios de buen rollito por parte de la protagonista. La noticia, sin embargo, estuvo en el solemne anuncio del ministro de jornada de que él solito ya ha dado "órdenes" precisas para que la penetración del gas en Canarias se desbloquee "en tres meses". Cualquiera que conozca un poquito las administraciones por dentro (y Soria las debería conocer) le echaría un añito a los trámites pertinentes que aquí les vamos a relatar.

02 enero, 2012

El sindicato de la Guardia Civil se cuadra

Lo que sí vamos a empezar a ver a partir de la toma de posesión de este lunes de la nueva delegada del Gobierno son movimientos espectaculares en los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado en Canarias. Bueno, rectificamos, ya los estamos viendo. Este domingo leíamos un delirante comunicado de la Asociación Unificada de la Guardia Civil en el que se vertía una dura acusación contra las dos últimas delegadas del Gobierno socialistas, Carolina Darias y Dominica Fernández. Dice el sindicato que ambas se dedicaron –fíjate tú qué cosas- a hacer merma de plantilla del benemérito cuerpo en Canarias firmando “comisiones de servicio” que eran previamente avaladas por el coronel Francisco Espinosa. Además, el sindicato picoleto, de abierta tendencia pepera, acusaba a ambas socialistas de no haber incrementado la plantilla de agentes en el archipiélago. De la falsedad de esta última afirmación dan fe las numerosas presentaciones de agentes, un coñazo para la prensa, pero a la vista de estas acusaciones, necesarias para desfacer entuertos. Fueron los gobiernos del PP los que, quizás entusiasmados por las compañías de seguridad privada, no crearon nuevas plazas. En cuanto a las comisiones de servicio, estamos apañados con estos sindicalistas, porque si mienten así cuando hacen un atestado, apaga y vamos. Los delegados del Gobierno tienen cero competencias, cero, en esa materia, que se sustancia en los órganos internos del cuerpo y se rematan en Madrid. Por cierto, el comunicado de la AUGC era, en realidad, para cuadrarse ante la nueva delegada del Gobierno.

El año decisivo para el PP canario

Ya está aquí el año que nos pronostican durísimo pero último de la peor fase de la crisis. El año en que los españoles vamos a descubrir hasta dónde llegaba el programa oculto del PP, el partido que por decisión de una buena parte de los españoles se ha hecho cargo del poder casi absoluto en todo el Estado español. La constatación de que Mariano Rajoy y los suyos mintieron u ocultaron sus intenciones en la campaña electoral será sin duda uno de los principales lastres con los que va a cargar este recién estrenado Gobierno, incapaz por lo demás de adoptar medidas por las que realmente paguen los que más tienen y no la clase media trabajadora, la que en masa le ha apoyado creyéndose la misma milonga de siempre. Lejos de dar la cara, como hizo Zapatero al inmolarse un 10 de mayo de 2010 en el Congreso de los Diputados, Mariano Rajoy ha optado por parapetarse tras su vicepresidenta y tres de sus ministros, que el pasado viernes pasaron el mal trago de explicar como pudieron el tamaño de sus contradicciones y el efecto boomerang de las duras acusaciones lanzadas por varios de ellos contra el PSOE cuando era el que gobernaba. Las redes sociales se han ensañado especialmente con ese abrupto cambio de criterio y no parece que haya colado la sorpresa del incremento de dos puntos en el déficit público porque ya se especulaba con ese límite desde octubre y porque, en el mejor de los casos, el incremento proviene de las comunidades autónomas y ayuntamientos, muchos de ellos gobernados por el PP hace la friolera de veinte años.