Páginas

29 agosto, 2010

Tragedia aérea y libertades

Telecinco tiene una ganada fama de cadena populista, morbosa y mercantilista. Es verdad. No acostumbro a seguir sus programas precisamente por eso, porque deploro su estilo, con el que ha contribuido a engrandecer en España la corrosiva telebasura. Sin embargo hay que reconocerle la capacidad que ha tenido para sintonizar con un nutridísimo grupo de telespectadores enganchados a cualquiera de sus más agrestes propuestas. Es decir, en la mayoría de los casos, ofrece lo que un amplio sector de la población española está reclamando. Tan duro como evidente.

Telecinco tiene absoluta libertad para elaborar su programación, y los espectadores españoles, cada día con una mayor oferta en su mando, la de elegir lo que quieren ver en cada momento.

Ahora se dispone a emitir una miniserie de dos capítulos sobre el accidente del vuelo JK 5022, ocurrido hace dos años en Barajas con el doloroso saldo de 154 muertos, la mayoría canarios. Dicen desde la dirección de la cadena que el guión aborda el asunto desde el respeto y el cariño hacia los supervivientes y los familiares de los fallecidos. Pero nadie los ha creído.

Sin embargo, aún desconociendo como desconozco el enfoque y el contenido de esta producción televisiva, me parece más poderoso el argumento de la libertad de Telecinco para hacerla y emitirla, que el de la asociación de víctimas, que alega recurso al morbo y juicio paralelo y precipitado a los culpables, aún por determinar.

La misma libertad que tiene Telecinco para producir y emitir IL 8714 la tienen los que detestan la iniciativa para criticarla ferozmente, e incluso para no verla. Pero me parece un colosal despropósito que las instituciones canarias anden afanadas en vetar o censurar a un medio de comunicación por ejercer su misión, aunque lo haga tan rematadamente mal como temen. Lo único que van a conseguir con la polémica es que la serie tenga muchos más telespectadores.

Aún siendo los titulares principales del desgarrador dolor por la pérdida de familiares y amigos, las víctimas de ese accidente no son los propietarios de ningún derecho que limite el que tienen los demás para ejercer los suyos.

9 comentarios:

  1. Resulta Ud encantador, como se muestra habitualmente, reflexionando a la postre sobre el Derecho a la información, a la libre expresión en un asunto donde además de estar los muertos casi calientes, está judicializado. Ud gran conocedor de la fórmula de los escándalos políticos y de promover campañas de juicios paralelos en asuntos judicializados, en definitiva defiende su trabajo, su forma de hacer las cosas. Es más, no hace tanto el Decano de LPGC le reconoció que es Ud muy diligente en buscar fuentes que le den noticias veraces. En fin que lo que publica es suficientemente verosímil. Tanto que hace unos añitos, mes de septiembre de 2006 Ud y los suyos se hincharon de citar a las fuentes de las noticias que provocaron un escándalo social, político. Gracias Sr Sosa por ser tan verosímil. Espero tener el honor de conocerle algún día personalmente. Yo me estoy moviendo mucho para conseguirlo. Salud.

    ResponderEliminar
  2. La libertad de expresión es underecho, el mismo a velar los muertos, a respetar los tiempo, pués no creo que nadie piense que sea un tema de nunca deba tocarse. Aún está pendiente de saberse que ocurrió realmente ( pués como usted ha dicho están pendientes de las acciones judiciales) y por tanto la libertad de expresión, de contar algo que aún siquiera se ha deciidido que ocurrió, que los familiares han expresado su dolor y su rechazo, no hay dobles tintas, no hay intención de acallar la noticia, se contó lo sucedido en los medios y nadie les pidó que callaran, lo que se habla es de ganar dinero, si enriquecerse gracias al los muertos. Cuando unos ponen los muertos y otros ganan dinero, como mínimo es reprobale. Y mire ustéd por donde, yo, que me considero persona abierta y respetuosa con la necedidad de informar, considero que por que una pandilla carroñeros se enriquezcan, ya que no aportarán nada, ni a la información pública, ni nada que no sea remover las entrañas y ganar dinero.
    No pensé que usted preferiría cambiar muertos por dinero, es una decepción....que viva la libertad de expresión, pero respete a los muertos....

    ResponderEliminar
  3. En cuanto a la emisión, o no, de la serie, nuca debió ser noticia, (quizás culpoa de la Asociación´). Se tuvo que considerar como un programa más que relatará unos hechos(cualquier parecido con la realidad es pura casualidad) y que solo dará muchísimo morbo porque no aportará nada. Si sirve de algo, yo tengo esa cadena sintonizada en el canal 17 de mi TDT, y las están ordenadas por mí.

    ResponderEliminar
  4. Que agudo el comentario, impecable como la realidad misma. Sr. Sosa hasta el rabo todo es toro y tenga presente q usted sólo hace lo que sabe hacer. Son los otros los que con ansias de pasiones se convencen para delinquir y nutrir de primicias de sumarios sus tiitulares, eso sí, antes de que sean conocidas por los Juzgados o NO?

    ResponderEliminar
  5. Esperaba muchisísimo mas de su pluma. Yo estaba en la duda casi existencial de si esta serie si; o esta serie no; o lo que es lo mismo si debe prevalecer un poco el duelo o el luto de los familiares de los fallecidos, por encima de otras consideraciones. La verdad, su artículo no me ha aclarado nada, cuando pensé que por su condición de periodista iba a enjundiar mas el asunto. Todo muy breve y muy comedido, y la duda sigue sin ser aclarada, y yo en las mismas.
    ¿Que puede aportar una televisión en un asunto tan enrevesado? Creo que mas bien poco.
    Sigo pensando que a los periodistas les falta todavía la sujeción a un estricto codigo deontologico profesional, donde se tengan en cuenta otros valores, al margen del sacrosanto derecho a la Libertad de Información, igual que en otras profesiones, no solo a los profesores, los médicos y los abogados; y que como complemento a esto se aplicaran una autocensura en determinadas informaciones "sensibles" que puedan herir muchas sensibilidades mas que claras, como es el caso. Si hubiera autocensura, no habria que prodigar otras censuras mas cuestionables, y que por lo menos en este caso, bien podrian esperar hasta que haya un final oficial y aclaratorio (informe tecnico o judicial, o lo que sea).
    Mas bien me planteo el porque lo hace la cadena ahora, y entiendo que es que van a lanzar un "producto" escasamente contrastado y que no vaya a coincidir con las conclusiones del final, y que de esta manera propuesta chocarían menos, que si lo hicieran en esa posterioridad a la que aludo; y a esto sin ambages se le denomina "oportunismo", que es lo que yo voy viendo hasta ahora; y a las familias, la memoria, y al respeto debido, que les den por el saco.
    No creo desacertada la intervencion de los politicos en esta cuestion; pues en realidad; esto solo gusta a telecinco; y de resto a nadie; solo a la Libertad de Información en abstracto; pero ¿para qué?, ¿qué aporta todo esto?. NADA.
    No comparto tampoco para nada lo que insinúa, de al que no le guste, que no lo vea; pues eso es ignorar que la televisión es un medio muy poderoso que se mete por las casas para adentro y donde todos no tienen la misma capacidad de "defenderse" frente a ella, y hacer zapping, sobre todo si las cuestiones se han rodeado de publicidad hecha por la misma cadena y desde varias semanas antes.
    Creo que debería imponerse una prudencia mas que razonable y armonizadora de la colisión de tantos derechos en juego, y esto creo que es telecinco quien no lo ha hecho; no nosotros, los inermes telespectadores que "tenemos" que ver lo que otros nos programan. Prefiero un reportaje acerca de cualquiuer parque nacional africano, con leones, cebras y demás, de los que he visto mas de... doscientos aunque entiendo que tambien se juega con la exclusividad de unos muertos casi todos canarios, y es que es aqui donde duele, incluso a los politicos; por lo que calculan que seguro les quedan 40 y pico millones mas de personas que esto les resbala, y que son potenciales expectadores de este desacierto. En televisión no se hace nada, sin cálculos previos, por lo que lo de pensar en una posible bondad y veracidad de esa información no se me hace creible. Me gustaría saber que habrian opinado otras gentes de otras comunidades si el pasaje de ese avión fuera de ellos, no nuestro. Seguro que algunos la hubiesen armado mas gorda que lo que aqui hemos hecho, que solo ha sido discutir y exponer nuestro desacuerdo.
    Telecinco hace muy bien en prodigar a marujas de barrio como reinas del pueblo, y en consolidar a criticones de la farándula dandoles rango de periodistas y eso ya es bastante. Y no hay nada mas; seguro.

    ResponderEliminar
  6. Estimado señor:
    El verbo "denostar" se conjuga como "contar". Por tanto, no se dice "denostan" sino "denuestan".
    Por lo demás, comparto la opinión que expone en su artículo.
    Un saludo

    Nota del autor: Muchas gracias, Nautilus, tiene toda la razón. Lo cambio de inmediato. Mis disculpas a los lectores.

    ResponderEliminar
  7. Mira que hay gente que se enrolla como una persiana para al final ó no decir nada ó decir lo mismo en cuatro líneas, en fin tiene que haber de todo en la viña del Señor.
    D. Carlos no se puede estar en desacuerdo con lo que dice: "libre expresión de Tele 5, en este caso, libre elección de la gente a no verlo, entre otras alternativas", claro que si, pero estará conmigo en que al final se ha hecho tanta publicidad que, aunque sea una birria, será líder de audiencia esa noche, si no al medir contaremos como dicen en mi pueblo, y por otro que no ha salido el Juicio, no se ha culpado al autor/es ó, perdón que no son terroristas ó lo hicieron con premeditación, responsable/s con lo cual que nos van a contar accidente, dolor de la familia y.....

    ResponderEliminar
  8. Estoy de acuerdo con el artículo. Considero que la polémica acerca de la serie sólo contribuye a alimentar el morbo y a que mañana alcance cotas altísimas de audiencia...Yo, por ejemplo, jamás hubiera tenido en cuenta una serie de ese canal (no suelo verlo) pero mañana pienso estar delante del televisor. Me parecen buenos actores (Carmelo Gomez, Emma Suárez) y al fin y al cabo, no deja de ser una ficción inspirada en una tragedia que nos tocó de cerca...como tantas y tantas otras que a lo largo de la historia han servido de guión para excelentes películas...Nada más que eso.

    ResponderEliminar
  9. el/la sr/a. Reflexión ha hablado (escrito, en este caso) de "cambiar muertos por dinero". No lo entiendo, desde la posición contraria a la serie que entiendo por sus palabras que defiende. Y no lo entiendo porque, si así fuera, la reivindicación principal de la Asociación sería la de buscar y encontar responsables, llevarlos a la justicia y que ésta sentenciara las penas de cárcel correspondientes. Pero parece ser que, además PIDEN UNA INDEMNIZACIÓN millonaria. Pues si esto no es mercadear con los muertos...

    Todos mis respetos para los familiares de los fallecidos, pero, a veces (como ocurrió con el 11-M), los portavoces de las asociaciones de víctimas hablan más en su propio nombre que en el de los que representan.

    Estoy de acuerdo con que NO TODO VALE, pero muchos queremos saber la verdad de todo lo que ocurrió. Si la serie ofrece luz, bienvenida sea; si no es así, la propia opinión pública se lo demandará a sus promotores.

    Ya como anécdota, decir que, tras el anuncio de emisión, las acciones de T5 se han revalorizado del orden del 7%. Hoy mismo, la subida está en el 3,30% desde ayer.

    ¿A quiénes se les está haciendo el juego?

    ResponderEliminar