Páginas

03 marzo, 2010

Rebelión en el paulinato

La jodimos. Nada de rebelarse contra el fracaso escolar, el paro galopante, las listas de espera en la sanidad pública, la pobreza y la exclusión social, la manipulación informativa en la Televisión Canaria, el sangrante retraso de la Ley de Dependencia, la legalización de hoteles por la puerta de atrás, la reducción drástica y especulativa de las especies protegidas, los constantes fiascos de los concursos eólicos, las tomaduras de pelo de Unelco-Endesa, los fondos de reptiles, la ineptitud, la ineficacia, la corrupción… Nada de eso. Los canarios nos tenemos que rebelar contra la decisión de una compañía aérea privada que quiere cobrar por la segunda maleta facturada.

En pleno desgaste y fracaso generalizado del Gobierno, se abalanza sobre nosotros una prematura campaña electoral, y nuestro querido presidente quiere que pensemos solamente en eso, en la segunda maleta, y si pasamos de ese debate, ya nos ha preparado otro muy recurrente: el control de la población, la demonización del inmigrante como responsable de no se sabe muy bien qué suerte de deterioro de los servicios públicos.

Alerta roja, que diría Ruano. Siempre que las cosas van mal, el enemigo exterior: Iberia y el inmigrante. O Zapatero y la reforma laboral. Que ésa es otra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario