Páginas

15 marzo, 2010

La costa, para el que se la trabaja

Ya ha resultado temerario que al Gobierno de Canarias le hayan transferido desde el Estado las competencias de los Parques Nacionales. No tardaremos mucho, ya verán, en llevarnos las manos a la cabeza. Porque de una Administración que recorta las especies protegidas de manera salvaje (eso sí), legaliza una veintena de hoteles ilegales y da la espalda a la energías alternativas y a todo lo que suponga biodiversidad, cabe esperar de todo. Incluso un hotelito de cinco estrellas GL propiedad de los amigotes en medio de Timanfaya.

El legislador fue muy previsor cuando alejó del ámbito de las Comunidades Autónomas las competencias en las costas, esa gran tentación para los especuladores y para los políticos amigos de los especuladores y de la corrupción. Porque sólo con las atribuciones municipales ya estamos todos viendo lo que ocurre en el litoral español, incluido el canario.

Este lunes, en el Parlamento isleño, una destacada política del PP canario, Águeda Montelongo, ha dicho que las competencias del litoral deberían ser gestionadas por el Gobierno de Canarias. Y lo ha justificado en base al valor etnográfico que tienen algunas construcciones que la Dirección General de Costas (Madrid) se quiere llevar por delante.

Una enternecedora preocupación que, viniendo de quien viene y del partido al que pertenece, es perfectamente creíble.

No hay comentarios:

Publicar un comentario