Páginas

22 febrero, 2010

La dimisionsita de Pérez-Camacho

Ya está. Ni una nueva referencia en las portadas de los principales diarios impresos de Canarias. La dimisión del portavoz parlamentario del PP, Miguel Cabrera Pérez-Camacho ya no es asunto primordial, como si la quiebra en la confianza en el portavoz de uno de los grupos parlamentarios que apoyan al Gobierno fuera lo más cotidiano.

Soria lo puso en la primera línea de fuego para que, precisamente, repartiera estopa. Debía hacer frente a una corriente de pensamiento socialista encabezada por López Aguilar y Santiago Pérez consistente en afear con dureza las indecencias del Gobierno de Canarias. Y Pérez-Camacho se puso manos a la obra desde el primer día, cuando tuvo la desafortunada iniciativa de salir en defensa de su jefe con aquellos impresentables versos contra la socialista Paquita Luengo.

Tiene razón Fernando Fernández cuando asegura que el ex portavoz parlamentario ha sido uno de los mejores abogados defensores del presidente del PP canario. Y aquellos ripios ordinarios contra Paquita Luengo fueron el primer ejemplo de lo que se le venía encima al PSOE. Eran una aviso luego repetido infinidad de veces: todo lo que quieran menos incordiar a Manolo Soria. Y menos con el feo asunto de Tebeto, en el que aparece involucrado hasta sus pobladas cejas su hermano Luis.

La caída de Pérez-Camacho no debe interpretarse sólo en clave interna del PP, aún siendo relevante la forzada dimisión de su portavoz. También es la defenestración de uno de los apoyos más relevantes (si bien forzado) del actual pacto de Gobierno en Canarias.

Pero para los medios de comunicación de las Islas es una noticia de escaso calado político. Nada de estridencias, mínima repercusión. Lo hacen dimitir un sábado y las ediciones dominicales reaccionan con recato.

Hacen falta los dineros del Gobierno para paliar los efectos de la crisis económica y el brusco descenso de la publicidad. No es el mejor momento para incordiar a Soria y a Paulino.

Las crisis sólo existen si son socialistas, aunque no gobiernen en Canarias. No tienen la llave de los presupuestos de la comunidad y son inofensivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada