Páginas

25 mayo, 2009

Juan Fernando y un señor mayor



Una cosa parece innegable: Juan Fernando López Aguilar ya está preparado para cualquier tarea política de alto nivel. Lo volvió a demostrar este lunes en el primero de los debates electorales previstos con motivo de la siempre lejana y confusa campaña para las Elecciones Europeas del próximo día 7. Seguramente las encuestas dirán que lo ganó, aunque su adversario supo aguantar bien el tirón y atacarlo con las alarmantes cifras de desempleo y con una visión oscura, triste y anacrónica de una España que reclama pasar de una vez a la modernidad.

Pero más importante que proclamar un ganador me parece resaltar haber visto a López Aguilar con hechuras de líder, con seguridad en sí mismo y en su mensaje, con capacidad para encajar la crítica y devolverla sin perder la compostura, con empuje ilusionante para salir de la crisis y dibujar una Europa más comprometida con los que menos tienen, atinada y en sintonía con los nuevos tiempos de cambio que recorren el mundo de manera imparable.

Frente a él, un señor mayor, antiguo, cansado, con un discurso repetitivo, triste, desilusionado, frustrado. Estoy convencido de que Mayor Oreja cautivó a sus seguidores de siempre, a la parte más conservadora y tradicionalista del PP, a los que le iban a votar a poco que mentara la ruptura de España y la aberración que le produce que una mujer pueda elegir sobre su vida.

Si había alguna duda de que al PP le gusta que todo vaya mal para venir a salvarnos con sus viejas y restrictivas recetas, Mayor Oreja se encargó de despejarla con algunas de sus más recurrentes posiciones.

El día 7 se vota en y para Europa, es cierto. Zapatero no se somete con esas elecciones a una reválida doméstica, también es verdad. Pero creo que, además de elegir Parlamento Europeo, los ciudadanos estamos llamados a manifestarnos contra el pesimismo, contra las viejas recetas económicas y políticas, contra las guerras preventivas, contra el machismo, la homofobia y la intolerancia.

Que un canario sea el encargado de transmitir ese mensaje de cambio por toda España y por toda Europa es un motivo añadido de orgullo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada