Páginas

16 marzo, 2009

San Rafael: mismo empresario; mismo pelotazo



Por si había sido poco descarado el pelotazo dado en la compra-venta de La Favorita, la misma operación se repitió años después en Telde con la adquisición por parte del Ayuntamiento de la finca de San Rafael, en el pago de La Higuera Canaria. Gobernaba la ciudad el funesto pacto entre el PP y AFV-Ciuca, que condujo al Ayuntamiento a la ruina y a la vergüenza nacional por los escándalos relacionados con las operaciones Faycán y Doramas, por las que han sido detenidas casi medio centenar de personas, entre cargos públicos, funcionarios y empresarios.

El empresario autor del pase fue el mismo que en La Favorita, Santiago Santana Cazorla, que vuelve a actuar de intermediario entre los propietarios que vendían la finca y el Ayuntamiento, al que de buenas a primeras sobrevino la necesidad de tener un inmueble así para destinarlo a personas discapacitadas y ancianas.

Al igual que ha ocurrido con La Favorita, que presenta severas carencias y problemas graves de salubridad para los funcionarios, la finca de San Rafael es imposible de adaptar a los fines para los que oficialmente fue adquirida.

Santana Cazorla compró a la familia Benjumea esta finca el 28 de julio de 2004 por 2.524.250,84 euros y permutó esa propiedad al Ayuntamiento por ocho parcelas urbanizables en Marpequeña que sumaban casi 30.000 metros cuadrados y que el consistorio valoraba en 6.399.527,95 euros. Entre la compra y la permuta, que se celebra llamativamente en pleno mes de agosto, el día 18 concretamente, dista menos de un mes, y entre un precio y el otro, casi cuatro millones de euros.

A diferencia del caso de La Favorita, en el de la finca de San Rafael sí hubo recurso contencioso-administrativo, que terminó con una demoledora sentencia en la que se anulaba la operación por no haberla sometido a los mínimos legales de publicidad y concurrencia y a la necesaria votación en la junta municipal de gobierno.

Pero nadie, que yo sepa, ha interpuesto la correspondiente denuncia ante cualquier órgano jurisdiccional competente para que se investiguen aquellos hechos por si hubiera algún ilícito penal.

Y hay material de sobra para sospechar lo peor:

- La concejal de Bienestar Social evacúa un informe el 4 de marzo de 2004 reclamando un inmueble para discapacitados y ancianos.

- Cuatro días después, un técnico municipal cifra aquella necesidad en 80.000 metros cuadrados, de los que sobradamente disponía el Ayuntamiento en muchos lugares del municipio.

- Un topógrafo municipal firmó el 5 de abril un informe sobre la finca de San Rafael sin que conste quién le ordenó ese levantamiento y con qué objeto.

- La arquitecta municipal valoró San Rafael en 6.399.527 euros el 23 de julio de 2004, cinco días antes de que Santana Cazorla cerrara la operación con los Bemjumea por 2.5.

- En el acta notarial de esa compra-venta, Santana Cazorla incorpora un anexo con los bienes y obras de arte incluidos en la finca mediante una fotocopia del inventario que habían realizado dos funcionarios municipales el 13 de abril de 2004.

- La permuta de la finca por las ocho parcelas de Marpequeña en favor de Santana Cazorla se funda en un informe de 12 de agosto firmado por el jefe de los Servicios de Ordenación del Territorio, José Luis Mena, imputado en Faycán y Góndola.

- La permuta se autoriza en una junta de gobierno en agosto, con Guillermo Reyes en funciones de alcalde en sustitución de Francisco Valido, que se encontraba de vacaciones.

- Reyes está siendo investigado en el marco de la operación Doramas por diversas actuaciones urbanísticas en Telde en las que también aparece implicado José Luis Mena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada